• M
    e
    n
    u
  • Torneo Armaggedon
    -Da comienzo al segunda ronda del Torneo Armaggedon. Las parejas ya han sido asignadas y todos los participantes tienen un límite de 3 días tanto para abrir el combate como para responder a los mismos. ¡Suerte a todos los caballeros y amazonas! - Da comienza la Semifinal del torneo Armaggedon. Las parejas ya han sido asignadas y todos los participantes tienen limite de 3 dias tanto para abrir el combate como para responder a los mismos. !Suerte caballeros!
  • Royal Rumble
    -El Royal Rumble Ha Empezado! Agarrense lo cinturones que el primer combate de este evento empieza ya. Como apertura del evento lucharan Seiya de Pegaso Nv 8 contra Aiolos de Sagitario Nv 7. Participantes no olvideis que teneis un nuevo límite de tiempo, ya no son los 3, sino 2, y el pase de turnos es automático. Así que cuidadito!

    - El primer combate ha acabado con una victoria de Seiya de Pegaso sobre Aiolos de Sagitario. El combate ha estado muy reñido pero Aiolos no ha podido aguantar el poder cósmico del caballero de bronce. Seiya ha quedado a 263 Pv'S. Y el siguiente en enfrentarse a él será... Isaac de Kraken. ¡Suerte a ambos!

    - El primer combate ha acabado con una victoria de Isaac de Kraken sobre Seiya de Pegaso. El combate ha estado muy reñido pero Seiya no ha podido aguantar el poder cósmico del caballero de Poseidón. Seiya ha quedado a 515 Pv'S. Y el siguiente en enfrentarse a él será... io de Scylla. ¡Suerte a ambos!

    - Teseo ha salido victoriosa en su batalla contra el anterior rival. Ahora viene siendo el momento para que el sexto combate de lugar ya. Teseo se enfrentará contra Jagger de Orión con los siguientes datos: Teseo P.V.:700 P.V.A.:280 Cosmos:2915
  • Batalla Total
    -Caballeros, es hora de que vayais pensando que hareis porque comienza la BATALLA TOTAL!. Los grupos ya han sido decididos. En el Grupo A, se enfrentarán Dócrates, Radamantis, Flegias y Mu. En el Grupo B se encuentran, Milo, Hasgard, Asmita y Ptolemy. En el Grupo C podemos ver a Dokho, Albafica, Maya y Daichi. Y para finalizar tenemos en el grupo D a Atlas, Midgard, Aioria y Winber. no olvideis que el tiempo límite de respuestas en torneos y eventos ha sido reducido a 2 días. si fuera vosotros, estaría pendiente a todo. Dadlo todo en este combate caballeros, Y que la suerte este siempre, siempre de vuestra parte!

    - Da comienzo la batalla final del BTT de este año, los finalistas serán Milo de Escorpio, Mu de Aries, Daichi del Escudo Terrestre y Wimber del Murciélago. Suerte a todos!
  • Liga de Atenea
    - Se abren las inscripciones para esta liga del Mes de Febrero. Teneis hasta el 16 de Febrero para apuntaros.

    -Se han seleccionado ya los grupos y las rondas de cada uno. Caballeros de Atenea es hora de que os vayais presentando en los combates. No olvideis que teneis 2 días para responder y hacer acto de aparición. Tampoco os olvideis que las nuevas reglas estan activas en ellas.

    - Dan comienzo las 4ª y 5ª ronda de la Liga de Atenea. ¡Suerte Caballeros!
  • Liga de Hades
    - - Se abren las inscripciones para esta liga del Mes de Febrero. Teneis hasta el 16 de Febrero para apuntaros.

    -Se han seleccionado ya los grupos y las rondas de cada uno. Espectros de Hades es hora de que os vayais presentando en los combates. No olvideis que teneis 2 días para responder y hacer acto de aparición. Tampoco os olvideis que las nuevas reglas estan activas en ellas.
  • Torneo de Parejas
    - - Se abren las inscripciones para el Torneo de Parejas del Mes de Marzo.

    - Comienza la Primera Ronda
  • Torneo de Oro
    - - Se abren las inscripciones para el Torneo de Oro del Mes de Marzo.
  • Torneo Galaxian Wars
    -Da comienzo la primera ronda del Galaxian Wars. Suerte Caballeros.
  • Torneo de Plata
    -Da comienzo el periodo de Inscripción.
Guía Para Principiantes

Introducción
Bienvenido Invitado al Foro de El Santuario. Antes de pasar a explicarte con detalle cada una de las partes que tienes que saber para jugar con nosotros te haré una pequeña introducción sobre este.

El Santuario es, antetodo, un juego de foro basado en la obra del Maestro Kurumada. Es un rpg de estrategia post a post, en el que tomas el papel de uno de los personajes del manganime, combatiendo con él y mejorandolo como luchador. Puedes participar en una cantidad enorme de modalidades: desde el típico combate de exhibición, a Torneos, Ligas, Aventuras y otras clases de eventos divertidos que te ayudarán a ascender en el rankig anual.

Ahora que ya sabes un poco más, algo generalizado, sobre el foro y el juego, empecemos con lo que importa. ¡QUE EMPIECE LA GUIA!
  • Indice
  • Siguiente
Primeros Pasos
Ahora que ya sabes un poco de que trata el foro es momento de avanzar con algo más concreto. Antes que nada tenemos la "Presentación". Hay muchos que no suelen presentarse, pero creemos que sería bueno que lo hicieras. Mucha gente esta al pendiente de ello y te permitirá integrarte en la comunidad. En caso contrario si quieres puedes entrar al ChatBox que se encuentra al pie de la Página.
Tras ello sería recomendable que te leyeras todas y cada una de las reglas que tiene el foro. Puede que parezcan muchas, pero a medida que las leas y participes en la comunidad no te resultarán nada dificiles.
Para acceder a cada una de las secciones pulsa en los links que más abajo verás.

Presentaciones y Reglas y Normas
  • Atras
  • Indice
  • Siguiente
Elegiendo Caballero
Ahora que ya te has leido las reglas y te has presentado es el momento de elegir caballero. Primero tienes que elegir el Dios por el que deseas luchar y a partir de ahí fijarte en la lista que tiene disponible. Para eso debes entrar en el subforo adecuado. Para saber donde mirar deberas entrar al Subforo del Santuario del dios al que quieres apoyar, y dentro, junto a las imagenes de cada uno veras un texto que dice... "SOLICITUD DE ASPIRANTES". Si entras veras un tema llamado de igual forma, al entrar veras una lista con todos los personajes existentes y si están o no disponibles.

En caso de estarlo, se te pondrá a prueba. No te preocupes no es nada peligroso. Sólo debes pasar diversas pruebas, de rol, un test y luego una batalla de prueba para que aprendas a pelear. Si consigues pasar las pruebas, te enviarán un ficha a tu correo con los datos originales de sus ataques, y ya estarás listo para pelear contra cualquiera.
  • Atras
  • Indice
  • Siguiente
  • Torneo
  • Evento
  • Evento
  • Torneo
  • Liga
  • Liga
  • Liga
  • Torneo
  • Torneo
  • Liga
  • Liga
  • Aventura
  • Torneo
  • Liga
  • Liga
  • Evento
  • Torneo
  • Torneo
  • Evento
  • Evento
  • Aventura
  • Evento
  • Evento
  • G. Even
  • Torneo
  • Torneo
  • Torneo
  • Aventura
  • Liga
  • Evento
  • Evento
  • Torneo
  • Evento
  • Evento
  • Torneo
  • Torneo
  • Gal. Wars
  • Rumble
  • B. Total
  • Maestros
  • Atenea
  • Hades
  • Palas
  • Parejas
  • Oro
  • Asgard
  • Poseidón
  • ????
  • Plata
  • Traidores
  • Divina
  • C. Kido
  • Bronce
  • Divino
  • Europa
  • America
  • ?????
  • Afr/Ocea
  • Asia
  • ?????
  • Armaggedon
  • Guardia
  • Fan Fics
  • ??????
  • Cosmos
  • Reparadores
  • Entrenadores
  • Big Bang
  • Dibujo
  • Roleo
  • Hielos
  • Infierno
  • 1º Ronda
  • Sigue
  • Final
  • Final
  • 1º/2ª/3ª
  • 1ª/2ª/3ª
  • Inactivo
  • Inscrip
  • Inscrip
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Inactivo
  • Comenz
  • Comenz
  • Comenz
  • Comenz.
  • Comenz
  • Comenz
  • 02/2014
  • 09/03
  • 29/03
  • 03/2014
  • 03/2014
  • 03/2014
  • 04/2014
  • 04/2014
  • 04/2014
  • 04/2014
  • 05/2014
  • 05/2014
  • 06/2014
  • 06/2014
  • 06/2014
  • 07/2014
  • 07/2014
  • 07/2014
  • 08/2014
  • 08/2014
  • 08/2014
  • 09/2014
  • 09/2014
  • 10/2014
  • 10/2014
  • 10/2014
  • 11/2014
  • 11/2014
  • 12/2014
  • 12/2014
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -

REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Publicar nuevo tema   

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Vie Nov 21, 2014 10:57 pm

Atlas llego con su armadura literalmente hecha añicos. Me levanté de mi asiento dejando el libro que estaba leía.

-Bien bien. Ya era hora de que tuviese que repararte, han sido demasiadas veces las que tu has hecho por mi.

Los trozos levitaron hasta una fragua que había al fondo de la sala, al caer salpicaron un poco de magma contra los bordes dejando ver su contenido al siervo de Abel.

-Veras tenemos un problema, como imaginaras deberas ir sin ninguna protección a solucionarla para coger cierta cosa que me permitira repararla ¿A que si?

Sin esperar su respuesta grite.

-¡Pues no! En Tokyo, a las afueras del norte hay una gran y enorme explanada que esta siendo usada mientras hablamos por Atavaka espectro de Hades, sin consentimiento de este. Teoricamente Shaka sería el encargado de solucionarlo pero el enemigo esta protegido por una horda de lo menos 75 onis. Tu misión es salvarlo.

Miré el reloj aparentemente preocupado.

-Diría que tienes al menos dos días enteros para impedir que Atavaka cree un agujero espacio temporal que atraiga un sin fin de demonios de la mitología japonesa a nuestro mundo. Seguramente un oni rojo, el único que hay y que comanda las fuerzas que le protegen, llevará una maza mucho más grande de lo normal con un extraño billo blanco proveniente de su punta superior. Quiero el mineral que lo forma. Suerte. 


Off: Aqui tienes lo pedido. Deberas narrar el viaje, descubrir el motivo por el que Atavaka hace esto sin permiso (Opcional), matar a todos los demonios mientras salvar a Shaka de ellos y dejar al caballero dorado enfrentarse al espectro para traerme el mineral. Pasalo bien.

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Dom Dic 14, 2014 3:20 am

Cancelo Reparacion:

Razon. Inicio de Año. inicio con DA0
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Lun Feb 09, 2015 12:04 am

pido reparacion Modo Directa
Da: 3
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Lun Feb 09, 2015 12:54 am

Reparando la Armadura de Atlas de Quilla 
0/2

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Mar Feb 10, 2015 1:56 pm

Armadura de Atlas de Quilla Reparada

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Sáb Abr 18, 2015 9:20 pm

Solicito reparacion
DA 5
Modo: Roll
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Sáb Abr 18, 2015 9:33 pm

Oido cocina... Tu prueba será la misma que te puse hace un tiempo y no llegaste a realizar. Espero un buen rol por tu parte Wink

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Lun Abr 20, 2015 6:12 am

@Tom Pepo escribió:Atlas llego con su armadura literalmente hecha añicos. Me levanté de mi asiento dejando el libro que estaba leía.

-Bien bien. Ya era hora de que tuviese que repararte, han sido demasiadas veces las que tu has hecho por mi.

Los trozos levitaron hasta una fragua que había al fondo de la sala, al caer salpicaron un poco de magma contra los bordes dejando ver su contenido al siervo de Abel.

-Veras tenemos un problema, como imaginaras deberas ir sin ninguna protección a solucionarla para coger cierta cosa que me permitira repararla ¿A que si?

Sin esperar su respuesta grite.

-¡Pues no! En Tokyo, a las afueras del norte hay una gran y enorme explanada que esta siendo usada mientras hablamos por Atavaka espectro de Hades, sin consentimiento de este. Teoricamente Shaka sería el encargado de solucionarlo pero el enemigo esta protegido por una horda de lo menos 75 onis. Tu misión es salvarlo.

Miré el reloj aparentemente preocupado.

-Diría que tienes al menos dos días enteros para impedir que Atavaka cree un agujero espacio temporal que atraiga un sin fin de demonios de la mitología japonesa a nuestro mundo. Seguramente un oni rojo, el único que hay y que comanda las fuerzas que le protegen, llevará una maza mucho más grande de lo normal con un extraño billo blanco proveniente de su punta superior. Quiero el mineral que lo forma. Suerte. 


Off: Aqui tienes lo pedido. Deberas narrar el viaje, descubrir el motivo por el que Atavaka hace esto sin permiso (Opcional), matar a todos los demonios mientras salvar a Shaka de ellos y dejar al caballero dorado enfrentarse al espectro para traerme el mineral. Pasalo bien.
Cito la prueba.
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Primera parte: Al borde del Apocalipsis

Mensaje por Atlas Knight el Mar Abr 28, 2015 6:37 am

Atlas, al escuchar las palabras de Milo, salio en direccion a Tokyo.

Para llegar a Tokyo, Atlas tuvo que tomar un vuelo desde Athenas con una escala de 2 horas en Roma, donde perdio el tiempo tonteando con las bellas romanas, conquistando a las sensuales azafatas del avion (vamos con esos trajes quien no lo haria) fue un vuelo de 15 hrs en total. Cabe recalcar que en cuanto Atlas llego a Tokyo, quedo fascinado por la belleza de la ciudad


La verdad, fue por la belleza de las chicas de Tokyo, que bien se podian comparar con cualquier super modelo-norteamericana. Por unas horas olvido cual era el motivo de su viaje a Tokyo. Estuvo deambulando por la ciudad, conquistando chicas, jugando en las maquinas de videojuegos de tokyo, comiendo su fascinante comida (que era una combinacion de todas las comidas del mundo), comprando ropa de marca muy cara y elegante, bebiendo sake y apostando en diversos bares. Asi paso varias horas,  para al final pasar la noche con unas bellas chias japonesas en un hotel de 5 estrellas, donde tuvo varias horas de diversión, para dormir las siguientes 12 hrs. A la mañana siguiente, Atlas se tomo unas horas para curarse la resaca, para luego ir a cumplir la mission que le fue impuesta por Milo... Salvar a Shaka.
_____________________________________________________________________________________________________________

Atlas, Se dirigio con calma al lugar señalado por Milo, con toda su arrogancia, con todo su egocentrismo, el cree que lograra derrotar a cualquier enemigo fácilmente... mas equivocado no podía estar.

Mientras tanto, en Tokio (Click para abrir).:

La escena nos ubica en una de las planicies cercanas a Tokyo.
Se puede observar a Atavaka, un espectro rebelde perteneciente al ejercito de las tinieblas, mejor conocido como el "hombre mas cercano al señor del inframundo". Y a otra sombra, ocultado su rostro debajo de una mascara japonesa, su cuerpo cubierto  por una pesada armadura samurai con detalles en color rojo carmesí, portando 2 espadas samurai a su cintura. Ambos estaban sentado bajo la sombra del único árbol en la planicie. Atavaka estaba sentado, meditando y observando el pacifico panorama, pues tenia por seguro que pronto, todo se cubriría en oscuridad.
-Señor, esta todo preparado
-¿Aka, en cuanto tiempo tardara en estar listo el ritual?-
-En 30 minutos, estará completado-

Atavaka se pone de pie, se podía ver a su surplice era muy detallado, de su espalda saliendo docenas de manos pertenecientes a su mismo surplice, también se podia ver que era mucho mas alto a la persona promedio y mucho mas alto que "Aka". (Aka es el nombre de la figura enmascarada que lo acompaña). Una pequeña sonrisa se dibujo en el rostro del espectro.

-Nuestro invitado... ¿Lo has tratado bien?-
-Por supuesto señor-

Ambos dirigieron la mirada a la copa del árbol. Se podía observar una esfera de energía, y dentro de esta esfera se encontraba Shaka de Virgo, sentado en la posición de loto, meditando. Anteriormente, Shaka fue enviado a detener a Atavaka, pero  Aka lo sorprendió, atacándolo a traición. Entre ambos lo encerraron en una esfera de energía que absorvia lentamente el poder de Shaka. Pero el Dorado entro en un estado de profunda meditacion. evitando que su Cosmos fuera absorvido.

Atavaka, empezó a levitar, hasta quedar a la altura de la esfera, viendo de frente al Atheniense, que como siempre mantenía los ojos cerrados.

-Shaka, medita todo lo que quieras, solo retrasas lo inevitable, pronto tu cosmos sera absorvido por esta esfera de energia y no quedara nadie que me pueda hacerme frente- de pronto, una voz se empezo a escuchar en la mente del espectro, era Shaka.

-Atavaka, Fracasaras.-

Atavaka, al escuchar la voz de Shaka en su cabeza, se llevo ambas manos a esta misma y poco a poco empezo bajar al suelo.

-Shaka, en realidad eres un hombre formidable, aun cuando tu cosmos es absorvido, eres capas de mandar tu pensamiento a las mentes de los demás, y mas aun... entrar en mi mente-

Atavaka, observo una vez mas el panorama, silencioso, un silencio aterrador, anunciando la proxima guerra.

-Shaka, estoy harto de que los Dioses se peleen esta tierra, tanto Athena, Hades y Poseidon durante eones se han encarnizado en guerras sin sentido, solo para darle un nuevo rumbo a este mundo, para hacerlo a su imagen y semejanza, con el único afan de engrandecer su ego

Avaka empezó a elevarse por los aires, creando un enorme cosmos emanando de el.

-Ahora el mundo sera consumido por el terror.-

el Cielo se empezó a oscurecer y las nubes empezaron a tornarse oscuras caóticas, como si el mar y el cielo hubieran cambiado de lugar. relámpagos caian de un lado a otro. el tiempo del que Milo hablaba, empezaba a llegar a su final...


Atlas quien se acercaba a la planicie pudo observar en el cielo que estaba apunto de ocurrir un fenomeno apocalíptico, pero el Coroniense, como siempre calmado y soberbio, pues para el, era solo una tarea mas,  ignorando que pronto se enfrentaría a la mayor amenaza que el mundo hallase conocido.

Atlas se dirigio a la planicie de donde emanaba aquel oscuro cosmos... pero el tiempo se agotaba.


Atavaka, sintio a lo lejos el cosmos de Atlas, acercándose, sabia que el caballero de la Corona, podría suponer un obstáculo considerable, pero también conocía el punto débil de todo caballero orgulloso y arrogante.

-Aka, ve y entreten al invitado sorpresa-
Aka, inclino la cabeza, y desapareció en medio de una nube de humo, dejando solo a Atavaka.
-Pronto... el deseo mas oscuro de la humanidad se cumplirá-

Atlas esta a escasos minutos de Atavaka, pero una figura japonesa se interpone en su camino.


Atlas observo a la figura de pies a cabeza a su oponente, usaba una armadura samurai con detalles en rojo, dos espadas japonesas. Despues de ver que su oponente se quedaba inmovil, Atlas cerro los ojos e hizo una mueca con la boca de despreocupación.

-Esto es lo que va a pasar, empezaremos a atacarnos a puñetazos y patadas, me daras un par de golpes, yo te dare unos golpes, nos separaremos. observaremos los...- Mientras Atlas tenia una verborea inspirada en su arrogancia, Aka seguia inmovil, esperando a que el Coroniense terminara -... luego te lanzare mi Corona y tu caeras muerto... ¿Quieres llevar acabo todo eso o simplemente me dejaras pasar?-

Aka, inmóvil, no dijo ni una sola palabra, simplemente levanto los brazos, poniéndolos frente a su pecho, Inhalo y exhalo profundamente, separo las piernas y se puso en posición de combate. Atlas sonrió, soberbio y únicamente susurro "torpe".

Inicio un combate entre ambos a base de puñetasos y patadas
(imagina que son Aka y Atlas, pero mas o menos asi fue xD)

Como si fuera hecho aproposito, ocurrio todo lo que Atlas dijo con exactitud. Golpes, patadas, tecnicas, era un espectaculos de tecnicas de fuego y agilidad de Aka por esquivarlos. pero al ultimo, cuando Atlas preparaba su imponente corona, Aka se paro de frente y empuño una de las espadas que cargaba a sus costados, pero sin desenbainar.

-Corona ARDIENTE!!!-
Grito el Coroniense, lanzando su tecnica contra el oponente

Aka, espero hasta el ultimo momento, casi cuando el fuego quemaba su piel, desembaino la espada y con un rapido movimiento, dio un poderoso golpe que creo una increible corriente de Aire, que esfumo a la corona de Atlas. Aka, en vez de buscar a Atlas con la mirada, embaino su espada de nuevo y dio 3 pasos hacia atras y justo cuando termino de dar el tercer paso, Atlas callo desde el cielo, tratando de usar su poderoso "Pisoton de Argos" sobre Aka.

-PERO COMO!!!- Grito Atlas, asombrado de que Aka haya logrado evitar su ataque.

Antes que Atlas pudiera recuperarse, Aka dio una poderosa estocada contra el costado de Atlas, atravesando uno de los flancos de Atlas. Por fortuna no alcanzo a tocar ninguno órgano vital.

El soberbio coroniense, ahora herido dio un salto atras, pues estaba sorprendido de lo fácil que se logro evitar la técnica que le había dado la victoria tantas veces. Callo de rodillas al suelo, con una mano haciendo presion en la herida, Aka se paro frente a el, con unos pasos de separacion.

-Eres arrogante, soberbio, estupido y confiado... Dependes mucho de tu poder, y crees que con solo dar un golpe fuerte terminaras con el oponente, talvez los pateticos caballeros dorados caigan ante eso, pero no todos tus enemigos con tan debiles...-

Al parecer Aka habia seguido desde hace tiempo el camino de Atlas, pues conocia sus estrategias de combate, sus puntos debiles.

Aka, desembaino su espada frente al coroniense, levantandola por encima de su cabeza, preparandose a dar el tajo final.

-Sonomama shine(Japones: "Simplemente Muere")-

Aka dio el tajo final, y un hilo de sangre salio volando por el aire.

Atlas alcanzo a detener la espada de Aka con las manos desnudas (de la misma forma que Shiryu detuvo a excalibur), pero se hizo un profundo corte en las manos.

-¿Kono te do da na, ne? (japones: "¿Es esto todo lo que puedes hacer?" ) ¿Limitarte a detener mi espada?-


Aka empezo a empujar la espada contra el rostro de Atlas, pero este hacia lo posible por detener la espada, mientras la herida en sus manos sangraba profusamente.

Mientras esto ocurria, el cielo se torno totalmente oscuro, y una poderosa cosmos energía oscura se logro sentir en todo el lugar. Era distinta a la de los espectros de Hades, demasiado oscura y densa, el suelo se empezó a cubrir con una leve neblina oscura, llegando hasta los tobillos de los combatientes. El viento comenzó a soplar en dirección a donde se encontraba Atavaka. En el cielo, las nubes oscuras se juntaban, viajando en dirección del viento, creando poderosos rayos entre ellas, pronto el sol fue totalmente tapado y lo unico que iluminaba aquel lugar era la luz producida por los relámpagos.


-Korede todome da (Japones: "Esto es el Fin")- Dijo Aka mientras empujaba mas la espada contra el rostro de Atlas, estando a escasos centimetros, Cuando una luz dorada se hizo presente a unos metros de los 2 guerreros y se escucho un grito conocido por el Angel.

-AGUJA ESCARLATHA!!!-

Milo, el caballero dorado de Escorpio que junto con Atlas y Kanon, poseen los dones de Hefesto apareció, lanzando su técnica insignia para salvar al caído coroniense. 15 destellos carmesís volaron en contra del "Samurai". 14 destellos pequeños y un ultimo mas grande, con una cantidad de cosmos mas concentrada se dirigían en contra del Oni. 

Aka, en una demostracion de reflejos a la altura del caballero dorado, dio un salto hacia atras, desembainando su otra Katana, ahora con ambas katanas en sus manos, hizo una serie de movimientos a  una velocidad digna del plasma relampago de Aioria, logran desviar las 14 agujas escarlathas y usando ambas Katanas detuvo la letal Antares. Milo, se paro entre Atlas y Aka. 

-Soy un estupido al confiarte tan importante tarea- Atlas se puso de pie, habia perdido una cantidad considerable de sangre - Crei que tu lograrias liberar a Shaka y detener a Atavaka pero lo unico que conseguistes fue poner en peligro la tierra.-

Atlas quedo pensativo.

-Atavaka, tiene pensado liberar a los Onis, un grupo de perversos demonios japoneses que fueron encerados en la epoca del mito por los Dioses, Aka... es el lider de ellos, liberado por Atavaka... Quedate atras...-

Milo se lanzo al ataque, demostrando porque era el "caballero mas veloz de la Orden" dando inicio al combate, Aka usando sus 2 katanas fue al encuentro con el dorado

Aka y Milo se estaban atacando con todo, las agujas escarlathas eran facilmente evitadas por Aka, mientras milo estivaba sus poderosas estocadas de espada, ambos peleaban con todo, ninguno parecia dar un paso atras, tanto Milo como Aka, estaban decididos a ganar el encuentro.

El combate entre Milo y Aka se alargo mas de lo pensado, pues a pesar de todo, Aka demostro ser un poderoso guerrero. Atlas por otro lado, seguia en Shock.

-ATLAS!! REACCIONA!! Adelantate y Ayuda a Shaka, dejame a este Oni a mi- le grito el dorado.

Atlas, a escuhar la voz de Milo, reacciono, se puso de pie y dio un salto alejandose del combate, dirigiendose en contra de Atavaka.

-MATE!! (Japones: "espera")- Grito AKa dandole la espalda a Milo por un segundo, dispuesto a seguir a Atlas, pero un pequeño destello carmesi atravezo su abdomen. era la Aguja Escarlatha de Milo.

-Eso que sientes ahora es la aguja escarlatha, es solo la primera- dijo Milo mientras caminaba lentamente contra Aka, llevando la mano derecha al aire, apuntando con su dedo a Aka, mientras un cosmos escarlatha emanaba de su dedo indice - Es en verdad una tecnica benevolente, pues le da al oponente la opcion de rendirse o morir, mientras recibe el resto de las agujas, pero en tu particular caso, te dare el resto de las agujas de un solo golpe... AGUJA ESCARLATHA!!-

Milo lanzo de nuevo su tecnica contra Aka, pero este le respondio, esquivando y contra-atacando, dejando escapar a Atlas.

Las nubes se seguían agrupando alrededor de aquel árbol, cada vez mas densas, cada vez mas oscuras, se movían como si tuvieran vida propia, la neblina del lugar, que llegaba hasta las rodillas del caballero, cada vez era mas densa, no se lograba ver los propios pies del caballero, y aquel enorme cosmos oscuro, que cada vez crecía mas y mas, envolvió a todo tokio, era como si fuera el propio fin del mundo.


Mientras tanto, Atlas alcanzo aquel árbol en medio de la nada, encima del aquel arbol, se podía ver una esfera de energía, donde Shaka se encontraba encerrado. Atlas inmediatamente dio un salto, juntando su cosmos en sus puños preparándose a dar una poderosa corona en contra de aquella esfera, esperando liberar a Shaka, pero antes que lograra lanzar su golpe, una poderosa energía los golpeo por la espalda. Era Atavaka, que aparecio de la nada. con un cosmos mas grande que cualquier espectro de Hades.

-El Solitario Paladin de Abel, el perro que lucha encontra de la corrupcion del santuario, llegaste justo a tiempo-

Atlas, tratando levantarse de suelo, incendia su cosmos encontra de Atavaka.

-Ohhh... estos niños... arrogantes. Atlas... ¿que haces en este lugar?-
-He venido a detenerte-
-¿Quieres detenerme?, Vamos intentalo- Dijo Atavaka mientras se incendiaba su cosmos, oprimiendo por completo el debilitado cosmos del cororniense, Atlas quien rapidamente fue debilitado por el cosmos de Atavaka, callo al suelo de rodillas.

-Atlas, acaso no lo entiendes, liberare a los Onis y con la ayuda de ellos, purificare este mundo que se ha llenado de corrupcion- Atavaka lanzo un poderoso ataque cosmico en contra de Atlas, que lo lanzo a volar varios metros - Es por eso que ni la luz de Athena, el mar de poseidon, la oscuridad de hades, nisiquiera las llamas de Abel lograran purificar este mundo - Atavaka se elevo en el cielo, estando a la altura de Shaka, que se encontraba dentro de aquella esfera de energia - Solo borran sus cuerpos, el ser humano es corrupto desde el alma, debemos purificar su alma, dejare que los Onis consuman todo este mundo, y lo purifiquen, liberando a a la tierra de las almas humanas

Atlas, quien apenas logro ponerse de pie, le dice - No permitire que lo hagas- Atavaka solto una carcajada, mientras le daba a espaldas a la esfera que enceraba a Shaka.

-¿Permitirlo? Atlas, no soy villano de tira-comica, no te contaria mi plan si pudieras detenerlo- Atavaka señala la esfera de energia y una imagen aterradora, tan aterradora que inundo el pecho de Atlas. - Lo hice hace 10 minutos -

Shaka, quien habia estado meditando, se encontraba muerto, toda su sangre habia sido drenada por aquella esfera, ahora solo parecia una mera momia.

-QUE!- El grio del caballero de la corona predecio al final del mundo.

Una risa macabra se escucho, era Atavaka quien se reina profusamente de Atlas, mientras las nubes oscuras que se encontraban en el cielo, se empezabon a mover, de una forma poco comun, formando un solo pilar que iba callendo contra el suelo.


No tardo en darse cuenta, que aquello que se dirigía contra la tierra no eran nubes, no era cosmos, eran los Onis que habían sido liberados, al dar la sangre del hombre mas cercano a Dios, la reencarnación sagrada de oriente, Shaka.

-Ahora Atlas, accepta la ruina de la humanidad en paz-

Atavaka incendio su cosmos, mientras los Onis volaban en el cielo alrededor de el. juntando en las palmas de las manos una esfera de energia oscura, la cual lanzo contra Atlas. Este ultimo, trato de contraatacarla con su poder de fuego, pero fue inutil y la esfera disipo el poder de Atlas, dejandolo inconsiente.

- Crei que serias un reto mayor, pero al final de cuentas eres solo otro mortal, Muere- Dijo Atavaka mientras preparaba el golpe final de Atlas.

Atlas estaba inconciente, solo alcanzaba a escuchar una pocas palabras, pero cuando Atavaka lanzo su ataque, un poderoso cosmos le hizo frente.


-Explosión de Galaxias!- pudo escuchar, y un choque de poderes disipo la esfera de energia, salvandole la vida a Atlas. 

Era Kanon, quien logro salvar a Atlas en el ultimo segundo, Kanon se paro al lado de Atlas, para revisar si aun tenia vida, afortunadamente (o desafortunadamente) el coroniense seguía con vida.

-Veo que los insectos siguen interumpiendo, terminare con todo-

Atavaka, se elevo en el aire, con cientos de Onis volando alrededor de el, mientras se preparaba a dar su mayor golpe, su mayor tecnica, una tecnica tan poderosa que seria capaz de derrotar incluso a un Dios.

-MATEN MUHORIN!-

Inmediatamente, el cosmos de Atavaka se materializo en centenares de espiritus, rodeando por completo a Kanon y el inconsiente Atlas. 

Todo parecia haber llegado a su fin para ambos, Kanon no decia nada, pero no se apartaba del lado de Atlas, el Maten Muhorin, utiliza el poder que los Onis le han otorgado a Atavaka, para crear una dimension alterna para poder terminar por completo con sus oponente, quitando los 5 sentidos de golpe... pero algo paso, justo cuando la tecnia se disponia a explotar, Kanon y Atlas desaparecieron.

-Veo que aun para ser insenctos, tienen algunas habilidades-

Kanon uso su triangulo dorado para poder escapar del la tecncia de Atavaka, llevandose a Atlas con el lejos.

-No impota, he alcanzado un poder superior a un Dios, solo es cuestión de tiempo, y la tierra sera mía!! Luego el INFRAMUNDO!! YO ME CONVERTIRE EN EL NUEVO SALVADOR DE ESTA TIERRA!!! PURGARE A ESTA BELLA TIERRA DE LA ESCORIA DE LA RAZA HUMANA!!!-

la risa macabra de Atavaka resono a todo lo largo y ancho del lugar, mientras lo onis volaban por el cielo, rondandolo, como esperando sus ordenes. Atavaka realmente habia superado el poder de un Dios.


Mientras tanto (Milo vs Aka):

El combate entre Milo y Aka se torno mas violento de lo esperado, Milo quien gracias a su restricción logro acertar 14 de las 15 agujas escarlatha de un solo golpe, pero Aka, quien resulto ser mucho mas poderoso, agil y resistente de los esperado oponia una gran resistencia.

-PREPARATE!! este es tu fin!!- El cosmos de Milo de intensifico, para luego condensarse en la punta de su dedo indice de la mano derecha, preparando el golpe final, la quinceaba estrella. Antares.

Milo extendio su brazo derecho para ejecutar su mas golpe final, apuntando al abodomen del oponente, justo donde se supone que pasa la vena porta.


-ANTARES!!

Pero Aka ya lo tenia previsto, y con un agil movimiento esquivo el golpe final de Milo, moviendo su torso, dando un veloz paso hacia la izquierda, esquivando el destello escarlatha por escasos milimetros.

-COMO!!- grito Milo

Pero antes que pudiera reacionar y mover su brazo derecho, mientras este aun seguia extendido, Aka dio un veloz tajo, cortando de lleno el brazo de Milo, a 2 cm por encima del codo.

Milo rápidamente dio un salto hacia atras, cayendo con la rodilla derecha al suelo, mientras que con la mano izquierda hacia una fuerte presión en la mortal herida. La arteria braquial que suministra de sangra al brazo, fue amputada de golpe, un tajo limpio, y ahora Milo corria peligro de desangrarse, mientras Aka caminaba lentamente hacia el.

-¿Como fuiste capaz?-
- Es la segunda ocasion que usas las agujas escarlathas en mi contra (la primera fue cuando salvo a Atlas) ya sabia a donde apuntabas todos tus golpes, esquivar el ultimo no me fue dificil, y sabia que era el momento justo de contra-atacar- de mojaba Aka, con un tono de voz mas soberbio.

Aka enfundo una de sus espadas, mientras empuñaba la otra con ambas manos, la levanto por encima de su cabeza, preparandose a dar el golpe final -Soreni shitemo gen ha nai na- (Traducion del japones: Por cierto, este no es mi limite), dio el tajo de gracia.

Pero mientras la espada venia cayendo, en un menos de una milesima de segundo, un agujero espacio tiempo se abrio a espaldas de Milo, del cual salio un brazo enfundado en lo que parecía ser una de las Escamas de Poseidon, tomo a Milo el cuello de su armadura, jalandolo para adentro del agujero espacio-tiempo, justo a tiempo, pues la espada se encontraba a Milesimas del rostro de Milo. La espada deAka solo alcanzo a cortar unos cabellos de Milo.


Al poco tiempo, Aka aparecio frente a Atavaka, arrodillandose, mostrando respeto por su maestro.

-Señor, le ruego me disculpe, no logre acabar con la vida de Atlas ni Milo-
-No te preocupes Aka, nuestro objetivo se cumplió, ahora los Onis estan libres, solo es cuestión de tiempo, y la tierra nos pertenecerá-

Atavaka noto la enorme agonia que Aka sufria por las 14 agujas escarlathas, levanto su mano derecha e hizo un ligero movimiento. Aka se empezo a retorser del dolor, callendo al suelo, pero 14 ligeros destellos escarlatha emanaron del cuerpo de Aka. Atavaka con su nuevo poder, extrajo del cuerpo de Aka a las agujas Escarlathas, salvandolo del veneno del escorpion.

-Ahora, iremos al Santuario

Dijo Atavaka, mientras se elevaba por el cielo, con un cosmos oscuro, engrandecido por el poder que los Onis le daban a su nuevo señor, Mientras un enorme Oni con forma de Dragon descendia al lado de Aka, insinuandole que lo montara. Aka subio de inmediato.

- Esta es nuestra guerra, salvaremos a la tierra del egocentrismo de los Dioses y de la maldad del ser humano-
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Fanysweet el Vie Mayo 01, 2015 2:11 pm

Holis quiero reparar mi armadura tiene un daño de 4 derrotas espero tus instrucciones
avatar
Fanysweet
Gran Usuario
Gran Usuario

Mensajes : 775
Fecha de inscripción : 19/03/2015
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Vie Mayo 01, 2015 9:42 pm

-Bien bien ¿Que tenemos aqui? -Exclamé divertido.

El cosmos de Belenike se había sentido antes incluso de que entrase por el templo que custodiaba. Las forjas cobraron vida cuando sus pasos la llevaron hasta mi.

La destrozada armadura de la cabellera cubría el cuerpo de la mujer que, con una fría mirada, demandaba mi asistencia sin palabra alguna.

-Antes de nada...-Con un gesto de la mano la armadura se desacoplo de su cuerpo y fue introducida en el magma pieza por pieza- Bien esto empezara a calentarse mucho ¡Debo ponerme a trabajar rápido! 

Me giré dandole la espalda a mi visitante. Pasaron unos minutos en los que estuve sacando todas las herramientas hasta que recordé su presencia.

-¡Es verdad! Necesito de tu poder. Es necesario para la completa reparación las hebras del pelo más puro jamas concebido. El cabello que Medusa, el monstruo mitológico, guarda con recelo desde que se volvió la monstruosidad que es. Encuentrala y traeme lo requerido, me es indiferente si la matas.

Tras eso el silencio invadió la sala.




Off: Bien esto es lo que tienes que hacer. Crea un relato extenso (un poquito menos que lo que ha hecho Atlas XD) en el que investigues la localización de Medusa, vayas ahi y consigas sus hebras. Suerte en tu misión.

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Fanysweet el Dom Mayo 03, 2015 3:36 am

No tengo idea de quién me hablas, Tendré que buscar información sobre esa persona animal o criatura- berenike

Se habla de un anciano en el pueblo que tras su larga vida en el planeta tierra puede llegar a tener información ve y búscalo esta en Grecia no te puedo ayudar mas- Milo de Escorpion

Así que baje de donde estaba el salón de reparación del caballero dorado para ir hacia allí, al llegar a la humilde choza de aquel anciano mencionado.

Toco la puerta (Toc Toc)

¿Quien es? – Anciano

Hola, Soy una turista de paso por Grecia, me contaron que usted tiene grandes historias y me gustaría que me contara un poco- Berenike

Turista uhmmm que deseas que te cuente, además no lo hago de gratis son 10 Euros-Anciano

No se preocupe señor tengo el dinero para pagarle su historias –Berenike

Pasa, Siéntate y empecemos –Anciano

Para serle sincera necesito que me cuente sobre Medusa estoy realizando un ensayo de mi universidad sobre este animal y cuento con poco contenido-Berenice

Muy bien niña limpia tus oídos porque te contare todo con lujos y detalles-Anciano

“Hace mucho tiempo que vivía una hermosa doncella llamada Medusa. Medusa vivía en la ciudad de Atenas en un país llamado Grecia – y aunque había muchas muchachas hermosas en la ciudad, Medusa era considerada la más linda de todas.

Desafortunadamente Medusa estaba muy orgullosa de su belleza y no hablaba ni pensaba en nada más. Cada día presumía de lo bella que era y cada día sus alardes se hacían más extravagantes.

Medusa alardeó con el molinero diciendo que su piel era más bella que la nieve recién caída. Le dijo al zapatero que su cabello brillaba más que el sol. Le comentó al hijo del herrero que sus ojos eran más verdes que el Mar Egeo. Presumió frente a todos en los jardines públicos diciendo que sus labios eran más rojos que la rosa más roja.

Cuando no estaba ocupada compartiendo sus pensamientos sobre su belleza con todos los que pasaban por su lado, Medusa contemplaba embelesada su reflejo en el espejo. Se admiraba en su espejo de mano durante una hora cada mañana mientras se cepillaba el cabello. Se admiraba en su ventana oscurecida por una hora cada noche mientras se preparaba para ir a la cama. Y hasta se detenía a admirarse en el pozo cada tarde al sacar agua para los caballos de su padre – con frecuencia se olvidaba de traer el agua por su distracción.

Una y otra vez Medusa hablaba de su belleza a cualquiera que se detuviera lo suficiente como para escucharla – hasta un día que visitó por primera vez el Partenón con sus amigas. El Partenón era el templo más grande en toda la tierra a la diosa Atenea. Estaba decorado con esculturas y pinturas increíbles. Todo el que entraba se sentía sobrecogido por la belleza del lugar y no podían hacer otra cosa que pensar en lo agradecidos que estaban con Atenea, la diosa de la sabiduría, por inspirarlos y por cuidar de su ciudad Atenas. Todos, a excepción de Medusa.

Cuando Medusa vio las esculturas susurró que ella hubiera sido un mejor modelo para el escultor que Atenea. Cuando vio las obras de arte comentó que el artista había hecho un buen trabajo considerando las gruesas cejas de la diosa – pero imaginen lo extraordinaria que hubiera sido la pintura si hubiera sido alguien tan delicado como Medusa.

Y cuando Medusa llegó al altar suspiró alegremente y dijo: “Este sí que es un templo muy hermoso. Qué lástima que lo desperdiciaron en Atenea porque yo soy mucho más hermosa que ella – tal vez algún día se construirá un templo más grandioso en honor a mi belleza.”

Las amigas de Medusa palidecieron. Las sacerdotisas que oyeron a Medusa quedaron boquiabiertas. La gente que estaba en el templo empezó a susurrar y pronto comenzaron a irse – porque todos sabían que Atenea disfrutaba observando a la gente de Atenas y temían lo que pudiera pasar si la diosa hubiera escuchado los comentarios imprudentes de Medusa.

En breve el templo estaba vacío excepto por Medusa, quien estaba muy ocupada mirando con orgullo su reflejo en las grandes puertas de bronce y no había notado la rápida salida de todos los demás. La imagen que estaba observando tembló y de repente, en lugar de ver sus propias facciones, Medusa vio a Atenea reflejada.

“Muchacha presumida y tonta”, dijo Atenea enfurecida, “¡Crees que eres más hermosa que yo! Dudo que sea verdad, pero si lo fuera – la vida no es solo belleza. Mientras otros trabajan y juegan y aprenden, tú haces muy poco aparte de presumir y admirarte”.

Medusa trató de señalar que su belleza era una inspiración para quienes la rodeaban y que ella mejoraba sus vidas con solo lucir tan linda, pero Atenea la calló con un una seña de frustración.

“Tonterías”, replicó Atenea, “la belleza se marchita rápidamente en todos los mortales. No consuela al enfermo, no enseña a quien no sabe ni alimenta al hambriento. Y por mis poderes, perderás completamente tu encantó. Tu destino servirá para recordar a otros que deben controlar su orgullo”.

Y con esas palabras el rostro de Medusa cambió y se convirtió en el de un horrendo monstruo. Su cabello se torció y engrosó en forma de horribles serpientes que silbaban y peleaban entre sí encima de su cabeza.

“Medusa, esto ha pasado gracias a tu orgullo. Tu rostro ahora es tan terrible de observar que el solo verlo convertirá a un hombre en piedra”, proclamó la diosa, “y hasta tú, Medusa, si miras tu reflejo te convertirás en piedra en el mismo instante en que veas tu rostro”.

Y así Atenea envió a Medusa con su cabello de serpientes a vivir con los monstruos ciegos – las hermanas gorgonas – en el Monte atlas, para que nadie se convirtiera en piedra al mirarla accidentalmente”

Ya no tengo nada más que contarte esto debe servirte para tu ensayo-Anciano

Gracias esto me servirá mucho para lo que debo hacer-Berenice

Empecé mi camino hacia el monte atlas el cual era un trayecto largo de Grecia a áfrica subir más o menos 4.000 pies de altura no estaba fácil para un caballero de oro, pero yo resultada que era un ángel escarlata y por lo demostrado en batalla tenia las condiciones para subirla sin ningún tipo de problema o al menos eso esperaba yo jijiji.

La montaña contaba con muchas piedras, muchas de ellas se iban desplomando de la cima era un peligro ya que podría alguna golpearme y quedarme inconsciente o en el peor de los casos morir por una pedrada en la cabeza

Llegando a la cueva donde habían desterrado para siempre a medusa me invadía un poco el miedo de poder quedar convertida en piedra por una bestia mitológica pero no era el momento de dudar sino de actuar necesitaba lo más pronto mi armadura para volver a lo importante (las peleas).

Al entrar no pasa mucho tiempo en que se escucha el cascabel de una serpiente por todo el lugar tratando de confundir mis sentidos pero me mantuve firme sin demostrar ninguna debilidad

Corrí para intentar llegar a donde se escuchaba el sonido pero cuando llegaba ya era demasiado tarde se había cambiado de lugar.

Era evidente que jugaba a cansarme yo corriendo atrás de ella para poder matarla, pero yo también jugaba a algo que ella no se daba cuenta cada vez que me movía iba soltando hilos de la muerte por toda la cueva formando una barrera de hilos invisible para utilizarla en el momento justo.

Ya exhausta sin casi aliento desistí en perseguirla y tratar de tener un combate directo en un solo lugar, ella como que también estaba cansada y decide mostrarse para pelear.



Al ver aquella figura de mujer ligada con serpiente me sentí aterrada mantenía la mirada a el piso para no quedar a merced de sus ojo. Me ataco con varias flechas y lanzas las cuales a mis reflejos pude esquivar sin mirar se daba a notar la gran forma física en la que me encontraba en este momento, pero ya de tantos ataques y sin yo poder acertar un ataque resbale corriendo tratando de seguir esquivando ataques me logra impactar una flecha en la pierna izquierda cayendo a el suelo, rápidamente ella trata de acercarme para volverme piedra pero para sorpresa de ella yo era mujer, su mirada a las mujeres inesperadamente no afectaba, pero ella se quedaba asombrada y seguía intentando en convertirme en piedra pero sus intentos eran fallidos, allí tome ventaja y trate de alcanzarla con mis hijos.

La hiero en el estomago, ella asombrada de que la herí sale corriendo a esconderse de mí y activo mi barrera que muy estratégicamente logre colocar en la cueva y ella impacto contra ella quedando cortada en 7 pedazos





Ya había cumplido con mi objetivo y resulto no ser tan difícil para una mujer, tal vez hubiera sido más difícil para un hombre que la podría haber subestimado por machista…


avatar
Fanysweet
Gran Usuario
Gran Usuario

Mensajes : 775
Fecha de inscripción : 19/03/2015
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Dom Mayo 03, 2015 10:31 am

Off:No está mal para ser tu primer rol de reparación, aunque para el próximo te pediré que compruebes algunas faltas de ortografía que hay XD. Imagino que habrás cogido el objeto requerido.


Una vez más sentí el cosmos de la mujer acercarse hasta mis aposentos. Dejé las herramientas a un lado para poder recibirla.

-Veo que has traído lo requerido -Cogí las hebras con cuidado. Su valor era incalculable- Bien. Ya puedes retirarte buen trabajo. Te avisaré cuando termine con tu armadura.


Reparando Armadura de la Corona de la Cabellera 0/2

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Segunda parte: el orgullo del Angel, en busca de un rayo de esperanza.

Mensaje por Atlas Knight el Lun Mayo 04, 2015 11:58 pm

La escena nos ubica en la biblioteca de Asgard, en el palacio del Valhala

Hilda de Polaris, se encontraba en su biblioteca, donde pasaba horas y horas filosofando y estudiando antiguos libros, leyendo acerca de las distintas mitologias alrededor del mundo (y porque no, pasando el rato en las redes sociales) cuando algo ocurrio.

En medio de la biblioteca, un agujero tiempo espacio se abrio, dejando caer a 3 cuerpos:
Kanon, quien tenia casi toda sus escamas destruidas, se encontraba consiente, pero muy lastimado
Milo, quien sangraba profusamente por haber perdido un  brazo y 
Atlas, quien tenia una grave herida en el Abdomen, perdiendo una gran cantidad de Sangre.

-Hilda, ayudanos porfavor - Dijo Kanon, mientras los otros 2 seguian en el suelo, para luego caer inconsiente. Hilda inmediatamente salio corriendo de la biblioteca, abriendo las 2 enormes puertas, gritan por un medico, rapidamente todos los capacitados corrieron en la ayuda de los 3, claro, con disgusto, pero era una orden de Hilda.
_____________________________________________________________________________________________________________

3 dias despues, en la sala de cuidados intensivos del Valhala.


Atlas se encontraba inconsciente, tenia varios catéteres en sus venas, permitiendo introducir antibióticos y sangre, los primeros para evitar una infección y la segunda para reponer la perdida durante la batalla. En el pecho, tenia varias parches pegados a su piel, a los cuales se conectaban a una maquina que media su actividad cardiaca, justo del lado derecho de la cama. Un tubo endotraqueal se encontraba en la garganta del coroniense, y este se conectaba a una maquina del lado izquierdo de la cama, la cual le ayudaba con la ventilación y la oxigenación.

Justo a los pies de la cama, se encontraba Hilda de Polaris, sentada en una silla, dormitando, pareciera que llevara en esa silla varios dias, mientras que en la puerta de la habitacion, de pie, se encontraba Sigfried.

-Señorita Hilda... ¿Realmente cree que despuertara?-
-No lo creo, lo se... es demasiado terco para morir, es algo en comun que tienes con el- dijo Hilda sin dejar de ver el lamentable estado de Atlas, a la par que Sigfried, hacia un ligero gesto de disgusto, pero con su dama jamas se podria enojar.

En los sueños de Atlas (click para Abrir):

Atlas se encontraba en medio de lo que parecia ser el fin del mundo. 
No brillaba el sol, el cielo era totalmente oscuro, frente a el un alcantilado, lo cual lo llevaba a una caida segura por lo que parece ser el propio borde del mundo, a sus pies corria un riachuelo, empapando levemente sus pies, mientras a sus espaldas, clavada en el suelo, se encontraba una espada, que ya era muy conocida por el... la espada de aquella Valkirya.

Las maquinas que median las vitales de Atlas empezaron a sonar, alarmantemente, la frecuencia cardiaca de Atlas aumento, empezaba a luchar contra el respirador, de repente, sus ojos se abrieron, mientras que hacia esfuerzo con sus manos, para sacarse el tubo de la boca, hasta que al final lo consiguió, respiraba exaltado, Hilda rápidamente corrió a calmarlo, hablando con el, diciéndole donde estaba, Sigfried por otro lado, veia la escena con cierto desprecio (e incluso celos) para luego darse la vuelta y abandonar la habitación. Los medicos de la unidad de cuidados intesivos rápidamente corrieron a revisar a Atlas, estaba en perfecto estado, al parecer a pesar de todo, ninguna de sus funciones neuronales y vitales estaban alteradas.

Atlas, en cuento se pudo poner de pie, le pregunto a Hilda por Milo y Kanon. El ultimo se encontraba bien, nada grave, solo sus escamas estaban dañadas, pero Milo, por otro lado, se encontraba disputado una pelea por su vida, perdio demasiada sangre, y su tipo de sangre (B+) es raro en Asgard, ademas que se le detuvo varias veces el corazon mientras se encontraba en quirofano, reparando la herida de su brazo amputado. Despues que Hilda le conto toda la historia a Atlas, los 2 fueron a esperar a la sala de espera, donde Kanon se encontraba tambien sentado.

Kanon quien no portaba sus Scale, se levanto inmediatamente de su silla, saltando sobre Atlas, dando un fuerte puñetazo en su rostro que derivo a Atlas al suelo.

-COMO TE ATREVES A VENIR A ESTE LUGAR!!- le gritaba Kanon a Atlas - TODO ESTE CAOS PASO POR TU MALDITA ARROGANCIA!! PORQUE ERES ESTUPIDO!!- le grito Kanon, mientras se alejaba del lugar.

Atlas se puso de pie, resintio demasiado el golpe de Kanon, y se sento en una de las sillas de la sala de espera, Hilda, calmada se sento en una silla justo enfrente de el. Atlas pensativo, con la cabeza agachada, y las manos a los lados de la cabeza, con los codos recargandose en las rodillas, le pregunto a Hilda.

-Hilda, que ha pasado, cuanto tiempo estuve inconsiente-
Hilda, quedo callada unos segundos, respiro profundamente y empezo a explicar todo.
-Atlas, Ese espectro con quien te enfrentastes, Atavaka, como ya te habras dado cuenta, ha alcanzado el poder de un Dios - Atlas abrio mas los ojos, como impactado por la noticia - Los onis, son un grupo de espiritus malignos que han estado en el mundo desde la era del mito, mucho antes que el primer hombre pisara la tierra, estos por separado, no son amenaza alguna, pero en conjunto, logran dar a aquien los libere un poder que equipara o supera a cualquier Dios, sin mencionar que seran liberados para cometer las ordenes de quien los libere.-

Atlas se puso de pie de la silla que lo sostenia, asomando la mirada por una ventana, mientras el foco rojo de la UCI se apagaba. Un doctor salio de la sala donde cuidaban a Milo, dirigiendole unas palabras a Hilda.

-Gracias Doctor- Dijo Hilda cordialmente, para luego acercarse a Atlas - Me dicen que Milo estara bien, al parecer, logro contener el tiempo suficiente la hemorragia para no morir por un shock hipovolemico-

Atlas no decia nada, se habia dado cuenta, que por su estupidez, puso al mundo en peligro, por decirlo asi, su arrogancia, y estupidez habia llevado al mundo al borde del apocalipsis.

-Hilda... ¿Que debo hacer ahora?- Pregunto Atlas, estaba dispuesto a remediar su error.
-Por el momento debes descansar, mañana veremos que hacer-

En ese momento entra Sigfried, mientras Hilda le dirije unas palabras luego abandona el lugar.

-Atlas, sigueme, debes comer y descansar- dijo Sigfried, por su tono de voz era evidente que seguia ordenes de Hilda. 

Atlas aun seguia inmerso en sus pensamientos, siguiendo como una marioneta a Sigfried, hasta llegar al gran salon donde todos los guerreros toman sus alimetos, conviven entre ellos. Anteriormente Atlas ya habia estado de fiesta con ellos, pero al parecer todos sabian hacerca de la situacion que se acercaba.

-Atlas, creo que ya habias estado con ellos- Una pequeña sonrisa se dibujo en el rostro de Sigfried - Que Odin sea contigo- Dijo Sigfried para cerrar las puertas, dejando a Atlas con un monton de soldados vikingos. Anteriormente Atlas ya habia estado con ellos, y fue excelentemente bien recibido. Pero hoy, todos los vikingos lo voltearon a ver, los que se encontraban sentados, se pusieron de pie, los que ya estaban de pie simplemente lo miraron fijamente, y caminaron a la salida, todos pasaron al lado de Atlas en fila, uno por uno, mirandolo con desprecio, hasta que al final, Atlas estaba totalmente solo. 

Atlas necesitaba algo de airey salio a los frios bosques de Asgard, a buscar un poco de traquilidad.
_____________________________________________________________________________________________________________
Mientras tanto, Hilda volvió a la biblioteca, a enserarse a estudiar antiguos y pesados libros, buscando una solución para este catástrofe. En su mesa de estudio tenia varios libros de distintos tamaños, pergaminos, en busca de alguna respuesta, un ligero haz de esperanza a lo que se pudieran aferrar, tomaba de su taza de te, mientras cada tanto, su hermana, venia a servirle mas, pues cuando se preocupaba, empezaba a beber mas te de lo normal. De ves en cuando , se levantaba de su silla, rezaba a Odin que le brindara la sabiduría e inteligencia para encontrar la solución a este mal. 

Mientras, siempre fiel a Hilda, Sigfried se encontraba afuera de la biblioteca, sentado en una silla, con los brazos cruzados, mirando fijamente la puerta, esperando ordenes de su Dama.

En otro lado, Milo, quien ya había salido de la parte critica de su recuperación, ahora estaba en la sala de cuidados intensivos, con una mascara de oxigeno que cubría su boca y nariz, varios catéteres en sus brazos, pasando fluidos y medicamento. Una escena bastante deprimente y oscura, mostrando el próximo final del caballero dorado. Pero, a los pies de la cama, sentado en una silla, se 
encontraba Kanon, esperando que su amigo se encontrara bien, al final de cuentas, ambos pasaron por mucho para obtener el don de Hefesto. Ahora Milo estaba al borde de la muerte.


Ahora, cerca de las playas de Asgard, a 2 kilometros de la ciudadela, mientras el sol caia por el orizonte, bañando todo el lugar con una bella luz anarajnada.
Atlas se encontraba en la costa, lanzando poderosas llamaradas de fuego contra el Oceano, creando grandes nubes de vapor, también se podían escuchar a lo lejos sus gritos de enojo, enojo contra si mismo, contra su estupidez, contra su impotencia, contra su debilidad, estaba sumamente enojado consigo mismo. Cayo de rodillas al suelo, mientras empezaba a golpear fuertemente el suelo, hasta que sus puños sangraron, mientras seguía gritando, un grito desgarrador, pero tenia que desahogarse, de otra forma, no podria enfrentar esta guerra.

A varios metros de Atlas, se encontraba Midgardo, vigilando que hacia el caballero, cuando llego Fenrir, a hablar con Midgardo.

-¿Sigue haciendo lo mismo?- Pregunto Fenrir
-Si, se esta desahogando, lleva haciendo eso varias horas, y parece que no se cansa- le contesto secamente Midgardo
-Dale otra hora, luego dile que Hilda lo esta buscando- contesto Fenri, para luego irse del lugar.

Midgardo, siguio vigilando a Atlas, mientras el sol empezaba a caer por el horizonte, anunciando que pronto llegara la noche. Atlas seguia desahogándose, lanzando poderosas llamaradas de fuego cada vez mas grandes y mas poderosas contra el Oceano, gritando, maldiciendo, golpeando el suelo, hasta que en un momento se detuvo y callo al suelo, sentado, con las manos en la cabeza. se quedo quieto, inmovil por almenos unos 20 minutos.

Midgardo, observando a Atlas se acerco, y deteniendose a un par de metros de coroniense.

-llorar de nada sirve, si quieres cambiar algo, si quieres remediar este error que es tuyo y unicamente tuyo, ponte de pie, demuestra que aun tienes algo de tu honor y orgullo, que aun eres digno de llevar ese titulo... "Paladin de Abel"- Dijo Midgardo

Atlas se puso de pie, su cosmos estaba apagado, si espiritu de combate estaba desvanecido, si antes fue un niño enojado, ahora solo es un mocoso miedoso.

-Veo que Sigfried tenia razon, ya no vales nada, sera mejor que nosotros detengamos esta catastrofe que TU has creado- Dijo Midgardo, se dio la vuelta, ignorando a Atlas.

Atlas, respiro profundamente, mientras volteo a ver a Midgardo.

-Defiendete... Midgardo

Atlas levanto los brazos, creando una aura carmesi a si alrededor, era obvio que preparaba su tecnica insignia. Midgardo sintio el cosmos amenazador de Atlas, contestando de igual manera, incendiando su cosmos. El frio cosmos de Midgardo ocasiono que la temperatura descendiera aun mas, creando una ligera nieve que empezo a caer alrededor de ellos. Midgardo preparo su tecnica, preparando a contraatacar el golpe de Atlas.

-¡¡AURORA BOREAL!!-
-¡¡CORONA ARDIENTE!!-
El choque de ambos poderes, el hielo y el fuego, creo una enorme explosión que desprendía aire tanto frió como caliente. Del lado de Midgardo, a sus espaldas estaba todo quemado, mientras que del lado de Atlas estaba todo congelado, al parecer ambos poderes se lograron igualar.

Midgardo solto su pose de batalla, dandole la espalda a Atlas.

- Hilda te espera - Dijo Midgard mientras le daba la espalda a Atlas. No lo dijo, pero en su mente, aun consideraba a Atlas digno de su titulo.

Atlas se quedo quieto unos minutos, y se dirgio a ver a Hilda, algo debio de haber descubuierto.

______________________________________________________________________________________________________________
La noche se instalo, mientras Atlas caminaba hacia el Valhala, en direccion a la biblioteca.

Al entrar al gran castillo pudo ver a un gran numero de soldados, fuertemente armados, preparando las defensas del Valhala, arqueros, vallestas, escudos espadas se podian ver por todos lados. Mientras caminaba, escucho algo sobre un grupo de demonios que se agrupaban a las faldas de la montaña, pero no se sabia mas.

Atlas llego a la biblioteca, abriendo las enormes puertas de par en par, al fondo de la biblioteca, sentada en una silla y enfrente de ella una mesa, con una gran cantidad de libros encima, y una pequeña vela iluminando el lugar. Estaba Hilda.

El lugar tenia un fuerte olor a Te, al parecer Hilda habia esta bebiendo mientras estudiaba como salvar al mundo.

-Hola Atlas - dijo Hilda, quien tenia unas notorias ojeras, el cabello todo desareglado, su ropa se veia un poco percutida - Disculpa mi apariencia pero he encontrado una forma de saber como areglar esto- Dijo Hilda.

Tomo un libro que tenia abierto, sin cerrarlo se lo mostro a Atlas en la pagina abierta, tenia un extraño diseño, un dibujo, de lo que parecia ser un tipo de fuente.

-Atlas ¿te suena eso?- Preunto Hilda. Atlas obsevo el dibujo y recurdo que en una ocasion su señor Abel, lo llevo a un lugar igual a el del dibujo, era el Oraculo de Delfos.

-Por tu mirada deduzco que sabes donde es... Atlas, ese lugar es el oraculo de Delfos, lugar donde los mortales pedian consejo, para poder tomar decisiones, Atlas... no se que suceda, pero debemos ir a este lugar, y pedir ayuda a los Dioses, y saber como solucionar esto-

-Hilda, ese lugar se encuentra en el Templo de la Corona, en la colina de la Dignidad, y como sabras eso se encuentra en el santuario-

-Entocnes, deberemos ir al templo de la corona-

En ese momento, Sigfried entro a la biblioteca, portando su imponente Cloth de Duble Alpha, se arodilo ante Hilda.

-Hilda, nos han infromado que una gran cantidad de esos "Onis" se han agrupado alrededro del Valhala, a las faldas de la montaña, Fenrir y Midgardo ya han preparo las defensas del castillo, pero son demasiados como para contenerlos a todos-

-No te preocupes Sigfried, ya tenemos un plan, Atlas y yo iremos al Oraculo de Delfos-

Sigfried, inmediatamente se puso de pie gritando

-De ningun modo!! permitire que usted vaya sola con ese estupido al santuario!!-
-TEN MAS RESPETO SIGRIED!!- grito Hilda, mietras incendiaba su cosmos, acallando al Dios Guerrero.

En ese momento entro Kanon a la biblioteca.

-Sigfried tiene razon, no pueden ir ustedes 2 solos, mas ahora que los onis estan sueltos.- Dijo Kanon -Yo los acompañare- dijo kanon, pero sus escamas de poseidon estaban casi totalmente destruidas, y no tenian los materiales para repararla, y gastar sangre al borde de la guerra seria un desperdicio.

Mientras al fondo, un cosmos conocido por todos se dejaba sentir, una armadura tan brillante como el oro, aquel guerrero que volvio desde el borde de la muerte.

-No se olviden de mi, no se desaran de mi tan facilmente- era el caballero dorado del signo del escorpion, Milo. quien portaba su dorada armadura, preparado para la guerra, sin embargo, habia perdido su brazo derecho y la herida aun no estaba totalmente sanada.

Al estar los 4 guerreros reunidos ante Hilda, solo quedaba una solucion posible.

-Entonces asi sera, iremos nosotros al oraculo de Delfos, para darle una segunda oportunidad a la tierra-

los 4 guerreros se quedaron mirando a Hilda, se habian dado cuenta que era una poderosa Valkirya, con un cosmos comparable al de Athena,

Sigfried, volteo a ver a Hilda, a quien habia estado protegiendo durante años, por un momento la observo con los ojos de un hombre, y no con los ojos de un caballero. Observando toda su belleza, toda su fortaleza, todo el tiempo que  llevaba siendo lider de Asgard, en el fondo Sigfried siempre ha ocultado un sentimiento muy humano hacia ella.Milo, Pensando en todas las guerras que han pasado, en todas las personas que se han sacrificado, en todas las muertes que ha tenido que presencias y las que el mismo ha causado, harto de esto, harto de la nueva guerra que inicia, de las millones de muertes que están apunto de pasar, con un sentimiento de nobleza y responsabilidad inundando su corazón, siguió las palabras de Sigfried.Kanon, invocando los recuerdos de su infancia, de las injusticia que tuvo que vivir por ser el hermano gemelo de Saga, por nacer bajo una estrella de mal augurio, por las injusticias que tuvo que vivir durante su infancia y las injusticias que ha visto que han causado infinidad de santuarios en nombre de una falsa justicia, siguio las palabras de Milo.
-Por el amor--La paz--Y la justicia-
- Por esta tierra.- dijo Atlas, siguiendo las palabras de los otros 3. Con el recuerdo de una mujer en su cabeza, por las promesas que había hecho y que no había cumplido, por el pasado, por las enseñanzas que nos habían dejado aquellos que dieron sus vidas para que el siguiera adelante. y aunque ninguno de los 4 lo diran, incluso en la mente de Hilda vaga una idea, y aunque ninguno de los 5 lo dicen... Por Athena.

Hilda los volteo a ver, al ver a esos 4 guerreros dispuestos a dar su vida para tratar de salvar esta tierra, sintio que talvez, un ligero rayo de esperanza aun quedaba para esta tierra, para remediar los errores del pasado, para darle una segunda oportunidad a Otros.

-Que asi sea, partiremos mañana al atardecer, mientras tanto debemos prepararnos y descansar, mañana le daremos una segunda oportunidad a la tierra- Dijo Hilda, mientras los 4 guerreros, bajaban la cabeza, mostrando respeto a la valkirya, para luego abandonar la biblioteca.

Hilda se quedo sola de nuevo, con un ligero rayo de esperanza en su corazon, y talvez, solo talvez, serian capaces de salvar a esta tierra.

Kanon y Milo, fueron al gran comedor, donde fueron bien recibidos por el resto de guerreros vikingos, comieron y bebieron toda la noche. Como si fuera una gran fiesta, como si lo que quedaba de ellos, festejara que, almenos, aun queda un rayo de esperanza.

Mientras tanto, Hilda fue al gran salon de las valkyrias, donde habia una estatua dedicada a cada una de las valientes guerreras que representaron a la Diosa Freya en batallas. Hilda se arrodillo frente a la gran estatua de la Diosa Freya, resando que le diera la fuerza para salir adelante. Fuera del salon, Se encontraba Sigfried, siempre cercano a Hilda, siempre fiel a ella.

En el fondo del mismo salon, habia una estatua de una mujer con un enorme par de alas de angel saliendo de su espalda, al frente, tenia las manos extendidas, sosteniendo uspada de Valkyria entre ellas. y su rostro, el rostro de la estatua parecia que lloraba. Esa espada era perfectamente conocida por Atlas.

Atlas, fue a uno de los balcones del Valhala, que daba una espectacular vista al océano, el oscuro océano, saco una cajetilla de cigarros, tomando uno entre sus labios, para luego encenderlo, dando vocanadas de humo, sintiendo como el humo inundaba cada uno de sus alvéolos, llenando cada espacio en sus pulmones, solo quedaba esperar a que el sol saliera de nuevo, anunciando el plan para buscar una solución a esto. 

______________________________________________________________________________________________________________
A la mañana del siguiente dia.

La gran muralla del Valhala se encontraba fuertemente reforzada, con docenas de arqueros a lo largo de la muralla, cientos de guerreros afilando sus espadas, endureciendo sus escudos, varios armeros preparnado fuertes armaduras.

Sigfried, portando su poderosa Cloth, estaba dando un discurso motivador a todos los soldados, confiandoles a cada uno de ellos su hermosa tierra.

Dentro del palacio, Atlas estaba en la armeria, pidiendo prestado una armadura de Vikingo, una armadura sin ninguna especialidad, era un simple pedazo de metal cubriendo su cuerpo. Esta armadura cubria su torso, piernas, brazos y hombros. En su brazo izquierdo tenia un pequeño escudo. Al salir de la armeria, Atlas se topo con Milo y Kanon, que lo esperaban. Milo portaba su armadura dorada en buen estado y Kanon, portada sus Escales, pero con severas grietas.

Hubo un incomodo silencio unos segundos, pes todos servian a un Dios distinto, sin mencionar que todo este caos fue causado por la estupidez de Atlas. Pero habia una amistad que los unia, y a pesar de todo, eran "amigos"

- Lamento lo que paso - Dijo un Atlas temboroso, mientras tenia la mirada baja, en su rostro se veia un ligero moreton que fue dejado por el puñetazo de Kanon. - Si ustedes me dan una segunda oportunidad, yo dare todo de mi para reparar este error- Dijo el Coroniense. Kanon y Milo sabian que de corazon Atlas estaba arrepentido.

-Lamento lo de tu rostro, pero te lo merecias - Hubo un silencio - Estamos contigo Hermano- Kanon puso su mano sobre el hombro de Atlas, dando a entender que lo apoyaba

-Pues yo lamento ser mas guapo que ustedes- Hizo un chiste Milo, los 3 se hecharon a reir, en el fondo, los 3 estaban tensos.

-Vamos, Hilda nos espera- Dijo Atlas. 

Los 3 se presentaron al lugar citado por Hilda, una plaza en medio del Palacio. Los esperaban, Hilda, Fler, Sigfried mientras Midgardo y Fenrir se presentaron unos minutos despues

- Ya ha llegado la hora, debemos ir al Santuario- Dijo Hilda

-No te preocupes hilda, yo cuidare al palacio y a sus habitantes- dijo Fenrir

-Gracias Fenrir, se que puedo contar contigo- Dijo Hilda, mientras le regalaba una ligera sonrisa de confianza a fenrir

Hilda, dio unos pasos al frente, Sigrief la siguio, tanto Milo, Atlas, Sigfried e Hilda se pusieron a Espaldas de Kanon.

-Tratere de llevarnos lo mas cercano a la colina de la Dignidad- Dijo Kanon, meintras incendiaba su cosmos energia.

Un agujero tiempo espacio se abrio a sus pies, envlviendo a los 5, para luego ser absorvidos por el. Fler volio con unas lagrimas en el rostro al palacio del Valhala.

Ahora, todo estaba en manos de ellos 5.


La defensa de Asgard." Clicl para abrir:

Al poco tiempo que Hilda, Sigfried, Milo, Atlas y Kanon desaparecion en rumbo al santuario por el efecto del triangulo dorado de este ultimo. Los Onis llevaban 3 dias agrupandose a las faldas de la montaña donde se encontraba el palacio del Valhala,  empezaron a avanzar, toda montaña estaba rodeada por onis, eran un verdadero caldero de demonios.

La noche anterior al plan, Midgardo preparo las defensas del reino del Valhala, Eran almenos 300 hombres perfectamente entrenados, perfectamente armados, verdaderos vikingos, maquinas de guerra, almenos 200 arqueros alrededor de las murallas del Valhala, cada uno con una precision increible, cada flecha que disparaban era una muerte segura, dentro de las murallas, en los patios, se encontraban catapultas, preparadas para lanzar enormes piedras para aplasatar a una gran cantidad de esos Onis con cada piedra que lanzaban.

Mientras la misma noche Fenrir, juntos con sus manadas de lobo estudiaba el lugar, vigilando a los Onis en completo silencio, escondidos por las sombras de los arboles y la nieve caracteristica de Asgard. Los onis estaban todos quietos, en silencio como esperando ordenes, sin decir nada, eran todo tipo de monstruos, unos parecian tigres, otros dragones, otros tenian forma humanoide.

Ahora, después de poner en marcha el plan de Hilda, justo después de desaparecer por el poder del triangulo dorado de Kanon. Los onis empezaron a avanzar, como si una fuerza les indicara que era hora de moverse. Los lobos de Fenrir rapidamente fueron a avizarles del avance de los onis, mientras Midgardo ordenaba a las tropas que se prepararan, al final de cuentas, tenian solo 2 ventajas. El clima y el campo de batalla.

El clima extremadamente frio, y una gran ventisca azotaba en ese momento Asgard, alentando el avance de  los onis, entumeciendo sus cuerpos, y aquellos que tuvieran la posibilidad de volar, les era imposible, pues sus alas rapidamente eran cubiertas por una ligera capa de hielo, sin mencionar la enorme cantidad de nieve que les cae encima. Dejando solo la tierra por atacar. 

Ahora el Valhala, se encontraba en la punta de un peñasco, donde la unica forma de llegar, era por un camino que se estrechaba cada vez mas y mas, hasta dar a la puerta principal.


La mañana de ese Dia, toda la gente del valhala se fue a refugiar dentro del castillo, dentro del salon principal donde pasaba su tiempo Hilda de polaris. Eran jovenes, niños, ancianos, campesinos, todos dependen de el poder de sus poderosos vikingos para defenderlos.


Todos los onis estaban agrupado a una sola oleada de demonios esperando atacar, pero la primera linea de defensa eran los 2 unicos Dioses Guerreros que quedaban en Asgard, Fenrir y Midgardo, contando con la ayuda del resto de los vikingos. Sin embargo siempre hubo rivalidad entre los Dioses guerreros portadores de un zafiro de odin, que servian a Hilda y los Milicianos mas poderosos de Asgard, a ordenes de Dorval, pero ahora una causa en comun los unia.

-Jamas creri que moriria junto ante un miliciano de Dorval- Dijo Fenrir a Midgardo, este ultimo aun con su casco, tapando su rostro
-¿Te parece bien junto a un amigo?- Dijo Midgardo, Fenrir sonrio y dijo.
- jeje, si eso esta mejor-


Despues de estas palabras, ambos guerreros se corrienron en contra de la primera oleada de onis, rapidamente el poder de Fenrir, empezo a hacerlos trizas, su poderosa garra de lobo era capaz de acabar con un gran numero de ellos con cada golpe que lanzaba, Midgardo por otro lado, altamente especialisado en el combate cuerpo cuerpo, usaba su capacidad de congelar todo lo que tocaba para hacer a los Onis estatuas de hielo, luego de un golpe destrozarlos.

-VAMOS!!- Gritaron los 300 hombres a sus espaldas, y se lanzaron al combate para ayudar a los guerreros, los arqueros empezaron a lanzar flechas, matando a los Onis de mas atras, evitando darle a sus compañeros.

Poco a poco, la noche entraba mas y mas, fueron horas de duro combate, al parecer los Asagardianos tenian la ventaja, pues en aquel estrecho corredor hacia Asgard, no tenia importancia el numero de los Onis, los Vikingos eran capaces de reperlos por completo, con la ayuda de Midgardo y Fenrir. Cuando estaba a media noche, cuando la temperatura era mas fria los onis dejaron de avanzar. Dando un ligero respiro a los Vikingos y a los otros 2.

-Si seguimos asi, lograremos la victoria- dijo confiado Fenrir, Midgardo seguia guardando su compostura, sereno y tranquilo.

almenos por 4 horas, no llego ni un solo Oni, pues la tormenta atacaba fuertemente a Asgard, fue cuando un ligero rayo de luz se asomo por el horizonte, cuando el cielo se empezó a teñir de anaranjado, anunciando la salida del sol, la temperatura aumento levemente y la ventisca dejo de azotar a los Onis. 


Los onis, volvieron a avanzar, ahora mas rapido, ahora de una forma mas brutal, aquellos que no podian volar, volvierona  volar pues el frio habia bajado demasiado, mientras una terrible sorpresa azotaba a los Asgardianos.

-SEÑOR!!- Fue corriendo a decir uno de los Vikingos, dirigiendose a Midgardo - HEmos visto a esos bastardos escalar por la montaña, una gran candidad de elos se dirigen por las paredes del alcantilado-  otro Vikingo se acerco a Midgardo.

-SEÑOR!! una gran cantidad de onis voladores de avalanzan sobre nosotros. no somos suficientes para hacerles frentes-

Fenrir se quedo pensando, no sabia que hacer, nunca habia peleado contra tantos enemigos al mimos tiempo, eran cientos de ellos, llegando una y otra vez. Los arqueros hacian lo posible por acabar con los voladores y contra los que escalaban por la montaña, cientos de Onis caian por las faldas de las montañas.

Fenrir, junto con un grupo de Vikingos hacian frente a los Onis que llegaban de frente a la puerta principal, peleando valientemente con todas sus fuerzas, pero eran demasiado y su cansancio ya era notorio. Los vikingos, guerreros comunes y corrientes estaban empezando a cansanse, y poco a poco empezaban a caer uno tras otro. Todo avecinaba el oscuro final de Asgard.

- MUEVE MIDGARDO!!- Gritaba Fenrir a un inmovil Midgardo.

Midgardo quien estaba quieto, pensativo, con movimeintos lentos, se desabrocho su capa, dejandola caer a sus espaldas, luego su casco, se lo quito, dejando solo su mascara cubriendo su rostro, luego su mascara, dejandola caer al suelo.

-NO DEJARE QUE MANCHEN CON MAS SANGRE LA TIERRA SAGRADA DE ASGARD-

Decia midgardo mientras su cosmos explotaba, disminuyendo la temperatura a todo alrededor del castilo y el campo de batalla, los onis que podian volar, fueron callendo congelado una y otra vez, aquellos que escalaban las montañas, sus garras se fueron congelando, hasta que no pudieron seguir aferados a la pared y calleron por el peñasco. fue un brutal descenso termico.

-Vuelvan al castillo- Le dijo Midgardo a los vikingos que rapidamente, siguiendo ordenes, volvieron a entrar al castillo. El unico que se quedo a observar el asombroso poder del caballero fue Fenrir, quien estaba perprejo ante tal desprendimiento de poder, un cosmos que facilmente podia superar la barrera del cero absoluto.

-No dejare que ninguno de ustedes penetre en el castillo del Valhala, no dejare que sigan profanando estas sagradas tierras con su asquerosa presencia, no dejare que toquen a un solo niño, joven o anciano de esta majestuosa tierra-

Mientras decia estas palabras el cosmos de Midgardo explotaba a su maximo explendor, mientras en el cielo, una aurora boral se dibujaba con unos bellos colores que cambiaban en su maximo movimiento. La aurora boreal era visible en todo el extremos norte de la tierra.

La temperatura del ambiente descendio hasta el maximo soportable por un humano entrenado en el frio, mientras que Midgardo juntaba sus brazos, concentrando toda su fria cosmo energia, lanzando su mas poderoso ataque.

-¡¡RAYO DE AURORA!!-

Midgardo lanzo su mas poderosa técnica contra los Onis, una poderosa ráfaga de aire congelador  que avanzaban frente a el, uno a uno fueron siendo congelado por el infame poder congelador del Dios guerrero sin estrella, dejando a su paso un cementerio de onis congelados.

-Midgardo.. acaso tu...- Fenrir estaba atonito por la proesa de Midgardo.
-Esto aun no ha acabado-  Digo Midgardo a la par que creaba un muro de Hielo por el camino donde se llega al Valhala, tambien congelo las paredes de la montaña, por donde escalaban los onis, ahora con lo resbaladizo que estan, nadie lograria subir.

Los Dioses Guerrero volvieron al castilo, a pesar de haber logrado detener este embate, sabian que no lograrian de nuevo, debian preparar las defensas del castillo y esperar lo mejor, un milagro.




El triangulo dorado de Kanon trajo a los 5 a las faldas de la colina de la Dignidad, morada del señor del Sol Abel.


El plan de Hilda, es llegar al oraculo de Delfos, que se encontraba en la parte mas profunda del templo de la corona, justo detras del trono del señor del Sol, Abel. Y usando el espejo que Kanon recupero del Hellheim, podriamos poder encontrar la respuesta. Hilda quien tenia dones de sacerdotisa, podria usar el espejo, bañandolo en las aguas del oraculo, y poder ver la mejor manera de salvar a la tierra de esta catastrofe.

Por otro lado, el cielo del santuario estaba totalmente cubierto por una espesa nube negra de Onis, todo el cielo del santuario hasta donde la vista pudiera lanzar era cubierto por un oceano de demonios voladores, mientras que en las partes mas bajas del santuario, alrededor del coliseo y dentro del coliseo estaba tapisado de esos demonios, por fortuna aun no se habian dado cuenta de los intrusos.

Hilda de polaris les hizo la señal de seguir avanzando por las escaleras del monte, debian llegar al templo de la corona, por forturna no parecia haber un solo Oni en ese lugar, todos empezaron a caminar, exepto Kanon, quien tenia sus escamas casi totalmente destruidas.

-sigan sin mi, debo hacer unas cosas primero- dijo kanon sin dar mas explicacion, mientras abria a sus espaldas otro agujero espacio-tiempo y desaparecia sin dejar rastro alguno

- Ese maldito, siempre corriendo de las peleas - Dijo Sigfried mientras apretaba el puño
- Sigfried, Kanon tendra sus razones, debemos seguir - le dijo Hilda, calmando el temperamento del Dios guerrero.

los 4 que restaban siguieron subiendo las escaleras, teniendo el mayor cuidado de no hacer el mas minimo ruido, Sigfried seguia de cerca a la señorita Hilda, mientras que Milo (que habia perdido su brazo derecho) y Atlas los seguian de cerca.

Los escalones se hicieron cada vez mas altos, cada vez el templo de la corona se veia mas cercano. Hasta que llegaron al recinto de la corona, Atlas fue el primero en entrar, esperando encontrar a su señor Abel, pero en lugar de eso, solo encontro el arpa de Abel, en su trono, con una ligera gota de sangre que ensuciaba su marco dorado.

Hilda le pregunto a Atlas por el camino al oraculo de Delfos, Atlas los conducio a todos por un corredor que era muy estrecho de alemnos 5 metros de ancho y 3 metros de alto, hasta llegar al fondo, donde se encontraba aquel oraculo de delfos y el espejo.

La sala donde se encontraba el oraculo era mucho mas extensa que el corredor, en medio de la sala habia una pequeña fuente, de donde brotaba agua que brillaba misteriosamente, atras de la fuente se encontraban 2 columnas que sonstenian el techo.

Hilda se acerco a tomar el espejo, luego se adentro a la fuente, el agua le cubria hasta la cintura, mientras que con sus brazos sostenia el espejo.

-Porfavor, no interfieran- dijo Hilda.

Sumergía el espejo a la par que incendiaba su cosmos, era un cosmos verdaderamente cálido, lleno de amor y compasión, un cosmos digno de una Diosa, pero algo paso, el agua empezó a perder su brillo se torno oscura, dejado la sala casi a oscuras, mientras Hilda se sumergía cada vez mas y mas en la fuente, hasta que quedo totalmente sumergida. Dentro de la fuente, unos espíritus malignos empezaron a emanar, Hilda salio de la fuente, gritando de dolor, rodeada de espíritus malignos que le causaban un gran dolor, le usuraban cosas al oído. Hilda por el poder de los espíritus empezó a flotar sobre la fuente, mientras era torturada, corrompida por aquellos entes incorpóreos, atravesando su cuerpo, si vida y su alma, hasta que bruscamente, Hilda callo sobre la fuente. El espejo también callo bruscamente, rompiéndose por completo.

-HILDA!!- grito Sigried, mientras iba a ver a su señora, la tomo en los brazos, mientras la sacaba de la fuente. Hilda estaba devastada, llorando, diciendo que no era posible, con las manos sobre los ojos.

-Hilda, que has visto- Pregunto Atlas, mientras que Milo se asomaba al camino por el cual llegaron
- Me dijeron que el mundo estaba perdido, que no habia solucion, que todo iba a ser consumido por el poder de los Onis-

Hubo un horrible silencio, mientras que Milo volvia del camino, de la entrada. -Tenemos problemas, se han dado cuenta de nuestra precensia-

Los 4 volvieron por aquel estrecho corredor, hasta llegar de nuevo al templo de la corona, Sigfreid, Atlas y Milo se asomaron por la entrada del templo, mientras podian observar como todos los onis se juntaban sobre el templo de la corona, comandados por una figura oscura, una figura envestida por un sapuri, Atavaka.

-Veo que aun oponen resistencia- Dijo Atavaka, quien se encontraba flotando en el aire, mietras los Onis esperaban su señal para atacar - Nisiquiera los caballeros dorados logranron hacerme frente, y creen que ustedes me lograran hacer daño alguno, no me hagan reir- Dijo mientras mostraba la tiara de la armadura dorada de leo, totalmente ensangrentada.

Atavaka, quien era considerado el hombre mas cercano al Dios del inframundo, era el espectro mas poderoso de todos, dicen que su poder equiparaba al propio Hades y que no estaba bajo las ordenes de pandora nisiquiera del propio Hades. Ahora, su poder estaba potenciado por los Onis, pues estos le daban poder de un Dios a quien los liberara y le servirían. Los Onis, realmente se multiplicarían infinitamente hasta que cubrieran totalmente todo el globo, cuando atacaron el santuario eran mas de un millon, n nisiquiera el poder de los caballeros dorados no los pudieron detener.

Atavaka hizo una señal con las manos, mientras unos cuantos Onis, se lanzaron sobre ellos, rápidamente Sigfried y Atlas los repelieron con sus poderes, Milo por otro lado, imposibilitado de usar su aguja escarlatha, se limito a evitar que cruzaran por la puerta principal.

-Va... no tengo tiempo que perder con ustedes - Dijo Atavaka, a la par se alejaba volando, se diriguia a la estatua de athena.

Sigfried y Atlas usaban su enorme poder para detener el avance de los Onis, Sigfried con su ventisca del Dragon y Atlas con su Corona ardiente eran capaces de repeler casi en su totalidad a los Onis, y quellos que lograban sobrevivir eran detenidos a base de golpes por Milo.

Hilda por otro lado, al ver a los guerreros pelear valientemente, decidio que no podia darse por vencida, y volvio al oraculo de Delfos, debia haber una forma y estaba dispuesta  obtener la respuesta sin importar el costo.

Atlas, Sigfried y Milo siguieron peleando evitando que pasara algun Oni, mientras Atavaka se diriguia al santuario de Athena.

Mientras tanto, con Kanon.:

-sigan sin mi, debo hacer unas cosas primero- dijo kanon sin dar mas explicacion, mientras abria a sus espaldas otro agujero espacio-tiempo y desaparecia sin dejar rastro alguno.

Del otro lado del agujero espacio temporal, Kanon aparecio al pie de la casa de Aries, pero aquel desolado paramo parecia ser una escena post-apocaliptica, todo el camino que lleva al templo de athena, cruzando por las 12 casas estaba totalmente destruido, Kanon estaba perprejo, ante tal destruccion, mientras que en el Cielo se podia ver como la mayor concentracion de Onis estaba sobre la estatua de Athena.

-Debo darme prisa- Dijo Kanon para si mismo, mientras empezaba a subir aquellas escaleras.

La primera casa Aries, estaba totalmente destruida, y no había señas de Mu, Kanon se limito a seguir por esta casa, mientras llegaba a la casa de Tauro, que llevaba tiempo vacía, pudo ver a lo lejos, unos pedazos de oro tirados en el suelo, cuando se acerco a examinarlos un poco mas, era la armadura dorada de Tauro, totalmente destruida, incluso sin dueño esta armadura quiso defender su casa. Kanon no perdió mas el tiempo casi llegaba a su objetivo, la casa de geminis.

Al llegar a la casa, pudo observar que la casa de geminis casi no estaba dañada, solo estaba ligeramente agrietada, Kanon entro en  la casa como si estuviera buscando a alguien o algo. Pero antes de entrar, Kanon sintió un cosmos oscuro, que ya le era conocido, dio unos pasos atrás, quedando afuera de la casa.

-Sal se que estas cerca- Inmediatamente de unos escombros aparecio Flegias de Licaon, un espcetro de Hades.


-¿Flegias tienes algo que ver con esto?- Dijo Kanon enfurecido.
-¿Acaso crees que tengo tanto poder?- le contesto secamente Flegias 
-¿Entonces que paso? y ¿que haces aqui?- pregunto Kanon
-La señora pandora me mando al santuario de Athena, en busca de rastros del desaparecido Aiolos, llevo varios meses de infiltrado entre las tropas de nuevo ingreso, pero nadie de los dorados me logro reconocer sin mi Sapuri, hace 2 dias, una gran cantidad de esos bastardos se juntaron encima del santuario, estuvieron volando sin atacar por algunas horas, pero cada vez se juntaban mas y mas, justo cuando eran demasiados para hacerles frente, se dejaron caer, como un oceano de monstruos que se lanzan sobre su presa-

Flegias y Kanon estaban en la entrada de la casa de Geminis

-al principio, los caballeros dorados, junto con los otros de bronce lograron hacerles frente, pero Atavaka apareció, con un poder mucho mayor al de cualquier espectro o dorado, y rápidamente acabo con todos. Sin Shaka para hacerle frente, todo el santuario fue derrotado en cuestión de horas y los cuerpos fueron devorados por los Onis-

Hubo un sublime silencio, hasta que la voz de Kanon lo rompio.

-¿y tu como sobreviviste?-

-Me oculte en la casa de Geminis, al parecer no me lograron encontrar dentro, y creo que ya se que haces aquí... Kanon hermano de Saga-

Kanon volteo a ver a ala entrada de la casa de Geminis.

-¿Esta adentro?- pregunto Kanon, mientras Flegias solo afirmo con la cabeza -Aquí quédate, espérame no tardare mucho-

Kanon entro en la casa de Geminis, asombrosamente no tardo en darse cuenta que el famosos laberinto de géminis aun estaba activo a pesar de no tener nadie a su cuidado, estuvo corriendo por todo el largo sendero que se le dibujo frente a el, llego un momento que se detuvo, se quedo quieto sin mover un solo musculo.

-Prestame tu poder, solo para poder luchar esta guerra, para defender la verdad, el amor y la justicia, para pelear por mis amigos caidos, para tratar de salvar esta tierra de un apolapisis-

Kanon empezo a caminar mas calmadamente, al poco tiempo se topo con algo que brillaba al fondo de la casa, casi fue como si la casa guiara a Kanon hasta topar con aquel brillo, era la armadura dorada de Geminis

Alrededor de la armadura y en toda la casa de geminis aun tienen restos del cosmos de Saga. Kanon se despojo de lo que le quedaba de la dañada Scamas del Dragon del Mar, se acerco a la armadura, colocando su mano derecha en el casco de esta.

-Saga hermano, préstame tu armadura...  detendré esta catastrofe-

Kanon incendio su cosmos, mientras la armadura resonaba con sus cosmos, como aceptándolo, permitiendo que fuera con el, la armadura brillo, iluminando todo el lugar con un poderoso brillo dorado.


La lucha de Sigfried, Milo y Atlas por impedir que los Onis entraran al santuario de la corona se alargaba cada vez mas, pero Hilda de polaris quien había vuelto al Oraculo de Delfos estaba dando todo de si, no importaba el dolor, ni las aberraciones que los espíritus del oraculo le hagan, ella estaba dispuesta a conseguir la respuesta, total, ninguna catástrofe es inevitable, y todo problema tiene solución.

-Es inutil, son muchos - Dijo Milo
-Calla y sigue peleadno- le contesto Atlas
-Pueden dejar de decir tonterias y concentrarse - mando a callar Sigfried.

mientras los 3 guerreros peleaban, un grito de agonia se escucho al fondo, en el oraculo de delfos.

-HILDA!- grito Sigfried

-Que esperas!! ve!! - le dijo Atlas,  mientras juntaba su cosmoss en sus puños y les lanzaba una poderosa corona ardiente, quien al chocar contra el primer enemigo, se abrio como si fuera un abanico, matando a una gran cantidad de esos monstruos. Mientas Atlas lanzaba su poderosa tecnica, Sigfried salio en busca de Hilda
- no sabia que tenias tanto poder-
-Existen cosas que aun no sabes de mi-

Mientras tanto, en el oraculo de delfos con Sigfried e Hilda:

Sigfried apresuro su paso hasta llegar con Hilda, quien se encontraba en medio del Oraculo, fue para sorpresa de Sigfried, ver a Hilda rodeada de esos espiritus, perturvando, violando, demacrando su cuerpo, a cambio de la respuesta que Hilda queria, que el mundo necesitaba.

-HILDA!! - Grito Sigfried
-NO TE ACERQUES!!- grito Hilda

Los espiritus sigueiron rodeando a Hilda, elevandolo por los aires hasta que desaparecieron y esta callo bruscamente al suelo, con un sin fin de heridas en el cuerpo.

-HILDA!!- grito Sigfried, quien corrio en su ayuda.
- Llevame con Atlas... existe un ligero rayo de esperanza- dijo Hilda, entre sosollo, lagrimas y dolor.

Sigfried tomo en brazos a Hilda, caminando, llevando a Hilda a ver a Atlas. al parecer, no todo estaba perdido.

Atlas seguia usando su poder, para detener el avance de los Onis, ayudado por Milo, quien usaba su famosa restricion para detener a los onis, evitando que se movieran, pero cada vez se agrupadan mas y mas, y les era mas dificil detenerlos, las señas de cansancio en el cuerpo de Milo y Atlas ya era notorio, sus respiraciones eran profundas y rapidas, un profuso sudor emanando de su frente.

Cuando de repente, 2 cosmo energias agenas se hicieron presente, ambas ya conocidas por todos mientras 2 poderosas tecncias se gritaban, repeliendo a una gran cantidad de Onis.

-¡¡TRIANGULO DORADO!!--¡¡AULLIDO NOCTURNO!!-
un agujero negro se formo en medio del cielo, arrastrando a una gran cantidad de Onis, suscionandolos, perdiendolos en una masa de tiempo y espaciouna gran cantidad de ondas oscuras atacaron a los Onis, destrozando sus organos, causando que se desangran por dentro.
Eran Kanon y Flegias, quienes habian alcanzado a los guerreros en la cima de la colina de la dignidad, en la entrada del templo del Dios Sol, Abel. Pero Kanon, ahoa portaba la armadura dorada de GEminsi y su poder se habai incrementado radicalmente, permitiendole pelear a mayor nivel, destrozar a los onis sin ningun problema.

 Sigfried llego a la entrada con Hilda en brazos, Flegias, les explicaba que habia pasado, como el santuario callo y como Atavaka planeaba hacerse con el escudo y baculo de Athena.

-Atlas- Dijo una debilitada HIlda, mientras seguia en brazos de Sigfried - Esto tiene una solucion, es retroceder el tiempo

Todos quedaron callados, perplejos ¿De que hablaba Hilda? Atlas, por un momento penso que Hilda se habia vuelto loca, Kanon y Flegias pensaron lo mismo, mientras Milo si entendio lo que sucedia.

-¿Dices que debemos buscar a Chronos?- Pregunto perplejo Milo
-¿ Asi es?-

En los mitos griegos,Chronos era el dios de las Edades y del zodiaco. Surgió al principio de los tiempos formado por sí mismo como un ser incorpóreo y serpentino con tres cabezas: de hombre, de toro y de león. Se entrelazó con su compañera Ananké (la Inevitabilidad) en una espiral en torno al huevo primigenio y lo separó, formando el universo ordenado de la tierra, el mar y el cielo, explicaba Milo, para luego interrumpir Flegias.


-¿Pero donde encontraremos a Chornos?-
Hilda, debil, apenas pronuncio unas palabras.
-
Tartaro, esta en el tartaro- Todos quedaron caballos.
-
El tartaro esta en el lugar mas profundo del inframundo, se dice que se encuentra al final del rio arqueronte, pero nadie sabe que tan largo es ese rio-
Todos quedaron callados, solo quedaba buscar a Chronos


- Entonces, iremos a buscar a Chronos - Dijo Atlas. - ¿Acaso no lo prometimos?
-Por el Amor - Atlas voltea a ver a Sigfried

-Por la paz - Voltea a ver a Milo
-Por la Justicia - Voltea a ver a Kanon

-Prometimos detener esta catastrofe, sin importar el precio a pagar, si debemos ir al inframundo, iremos al inframundo-

Todos se voltearon a ver los unos a los otros, incluso Flegias sabia que habia que detener esta catastrofe, este apocalipsis, a Milo le empezo a dar una ataque de risa.

- O Atlas suenas como Sei...- pero Atlas le interumpio bruscamente

-CALLATE!! Y VAMONOS, pero ¿Como llegamos al inframundo?-

Voltearon a ver todos a Kanon 

- No se si los podre llevar al inframundo, esta en otro plano, no se si mi triangulo dorado nos pueda llevar
- NO te preocupes, mi cosmo energia y mi Sapuri nos guiaran- Dijo Flegias - Nosotros los espectros tenemos la capacidad de ir y venir a voluntad, pero no los podre llevar a todos, pero puedo guiar a tu Traingulo Dorado, y llegar todos al inframundo-
-Pues sera mejor darnos prisa, esos bastardos se estan volviendo a juntar- Dijo Milo mientras señalaba al cielo, una gran cantidad de esos montruos se juntaban en el cielo, todo era cuestion de minutos para que atacaran.
-Todos ponganse atras de mi- Dijo KAnon mientras Flegias quien ponia una mano en el hombro del dorado, Milo y Atlas se ponian atras de el.

-Ustedes no vendran?- Pregunto Atlas a Sigfried e Hilda.
- Hilda esta muy debil para ir, y me reuso a dejarla sola- dijo Sigfried, mientras aun cargba en brazos a Hilda - Buena suerte caballeros, protejan a esta tierra -

Atlas quedo callado, KAnon y Flegias incendiaron sus cosmos, y fueron trasportados por el poder del triangulo dorado al inframundo.

_____________________________________________________________________________________________________________
Amores Prohibidos:

Sigfried tomo a Hilda en brazos, mientras entraba al templo de la corona.
-Debiste de haber ido con ellos-
-Nunca la dejaria en un lugar como este, se lo dije el dia que la conoci, daria mi vida por usted-
-lamento nunca haber podido corresponder tu sentimiento-
-No importa, usted le dio un significado a mi vida, yo jure que la protegeria por encima de todo, aun si eso significa acompañarla en la muerte-

Hilda, volteo a ver a sigfried, directo a los ojos, Sigfried le correspondio la mirada, en ese momento, en ese segundo, no eran la representante de Asgard y un Dios guerrero, eran 2 jovenes, 2 jovenes que habian ocultado sus sentimientos por años, y ahora, al borde del fin, se dieron el permiso de un ligero roce de labios.

Sigfried sento a Hilda delicadamente en el trono que se encontraba a fondo del templo, el trono de Abel.

- Debo ir - dijo Sigfried
- Lo se, gracias por estar a mi lado tantos años-
- Siempre, fue todo un placer, un gusto y un honor estar a su lado- Dijo el Dios guerrero mnientras sostenia la mano de su amada.

Sigfried se levanto dando la vuelta, mientras soltaba la mano de Hilda, debia detener a los Onis, no permitiria que tocaran a la señorita Hilda. Camino lentamente, mientras incendiaba su cosmos, hasta estar en la entrada del templo de la corona, podia ver como en el cielo una gran cantidad de Onis se juntaban, volando sobre el templo de la corona, mientras por las escaleras, se podia ver un sin fin de Onis con forma humanoide, era facil un ejercito completo, suficiente para destruir todo el santuario, pero lo unico que los separaba de Hilda, era Sigfried.

Levanto sus brazos, cruzando sus puños por encima de su cabeza, mientras todo su poder explotaba, incendiado su poder por encima de cualquier caballero dorado.

-NINGUNO DE USTEDES PASARA POR AQUI, NINGUNO DE USTEDES TOCARA A MI DAMA!!-

Sigfried intensifico su cosmos a su máxima expresión, todo el lugar empezaba a temblar por el sublime poder de Sigfried, la montaña se empezó a agrietar.


-¡¡¡VENTISCA DEL DRAGON!!!-

La energia disparada por Sigfried fue tal, que tanto el cielo como la tierra, fueron limpiados de Onis, cada uno de ellos fue eliminado por el gran golpe de Sigfried, pero eso no duro mucho tiempo, pues rapidamente una gran cantidad de Onis se volvieron a juntar.

-Ya se los he dicho, nadie pasara por esta puerta
Dijo Sigfried, mientras seguia lanzando podedoros golpes contra los Onis, despejando el camino una y otra vez.
El combate en el santuario habia llegado a su fin, Sigfried seguira defendiendo a Hilda, pero ahora, todo depende de Kanon, Milo, Flegias y Atlas, y su busqueda por Chronos.
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Mar Mayo 05, 2015 2:49 pm

Armadura de la Corona de la Cabellera Reparada

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Aquel paseo sin retorno

Mensaje por Atlas Knight el Miér Mayo 06, 2015 7:21 am

El triangulo Dorado de Kanon, siendo guiado por la oscura cosmo energia de Flegias, logro romper la barrera que dividia el lugar de los vivos y la tierra de los muertos y desde el templo de Abel, fueron trasportados hasta el inframundo.

Atlas, Kanon, Milo y Flegias se encontraban ahora en el inframundo

-Debemos darnos prisa- Dijo Flegias mientras. Todos inmediatamente empezaron a correr, teniendo al espectro como Guia.  

Mientras los caballeros seguian corriendo, Kanon, empezo a sentir una alteracion de la continuedad tiempo - espacio alrededor de ellos. Cuando un agujero negro se abrio en medio del cielo del inframundo y de este salieron Atavaka, Aka y una gran cantidad de Onis. Atavaka, tenia la capacidad de levitar o volar sobre el terrerno, pero Aka estaba parado sobre uno de los Onis, el mas grande de ellos.

-¡ATAVAKA!- Grito Atlas.

Atavaka se limito a solo volter a ver al cuarteto con desprecio, se dirigio a Aka, diciendole unas palabras y se alejo del campo volando. Pero algo aterro a los 4 guerreros, Atavaka en su brazo derecho llevaba consigo el Escudo de Athena. Atlas iba a empezar a correr tras Atavaka, pero Kanon lo detuvo y le dijo - Atlas concenctrate, nuestro enemigo no es Atavaka, es Aka- los 2 voltearon a ver a  Aka, quien seguia inmovil encima de su gran cantidad de Onis. -Se dirigue al muro de lo lamentos- dijo Flegias, refiriendose a Atavaka.

Al parecer Atavaka se disponia a ir al muro de los lamentos, a enfrentarse a Hades, con el poder del escudo de Athena seguramente seria capaz de repeler los ataques de Hades y el resto de los espectros, pero ¿Seria capaz de llegar a los campos elizeos?

Del agujero tiempo espacio, seguian saliendo infinidad de Onis, cada vez agrupándose mas y mas, Aka, quien estaba encima de un enorme Oni solo miraba fijamente al cuerteto, pero posaba su mirada sobre todo sobre el Angel ¿Que asuntos pendientes tiene con el?

Cada vez iban saliendo mas Onis de aquel agujero espacio - tiempo. -Si siguen saliendo no lograremos escapar- dijo Milo con preocupacion - Y correr de nada servira, el rio aun queda lejos - Deijo Flegias mientras tanto Atlas se quedo callado, su mente estaba en la busqueda de Atavaka.

Kanon por otro lado, no decia nada, esta inmovil, mirando fijamente a Aka y a los Onis, Kanon cerro los ojos, y dijo 

-Ponganse atras de mi, usare de nuevo el triangulo dorado- Inmediatamente los otros 3 se pusieron detras de Kanon, pero Kanon dio unos pasos al frente. - la tierra depende de ustedes- Inmediatemnte un triangulo se dibujo a los pies de estos 3, quedando encerrados en una esfera de espacio tiempo, para luego desaparecer.

En algun lugar del Inframudno (Dar "Click" para abrir:

-KANON!!- Grito Atlas, pero demasiado tarde, ya habian sido teltrasportados a un lado del infierno
-Debemos seguir- dijo Flegias
-No dejaremos que el sacrificio de Kanon sea en vano- Dijo Milo

tanto Milo como Atlas se podia ver que estaban muy aflijidos por el sacrificio de Kanon, pero debian seguir adelante, aun quedaba mucho camino por recorrer, y debían encontrar el rio arqueronte y a su vez a Chronos.
los 3 siguieron corriendo.

Kanon uso su triangulo Dorado para alejar a sus compañeros, no quedaba de otra, los Onis se agrupaban cada vez mas y mas, y Kanon había decidió a quedarse a enfrentarlos.

-¿Ore wo tomeru ka?- (Traduccion del japones: ¿Quieres detenerme?) -No importa cuanto lo intenten, no importa cuanto peleen, no tienen esperanza, sus sueños han llegado a su fin, su destino fue escrito por las estrellas, deberán morir-

Kanon se limito a no decir nada, a incendiar su enorme cosmos que se podía sentir a todo lo largo y ancho del inframundo 
-¿Dices que nuestro destino morir? Disculpa pero siempre he creido que nosotros los humanos formamos nuestro propio destino, incluso al borde de la muerte-

Aka alzo sus 2 espadas, y haciendo una señal todos los onis se lanzaron contra Kanon, Aka al frente, encima de un enorme Oni. -¡¡Shinei!!- (Traducion del japones: Muere) Mientras los onis se avanlazaban sobre el Dorado.

-Si el destino es algo que impide a las personas cumplir sus sueños- Kanon separo sus brazos
-Si el destino es el designio de las estrellas- Kanon los levantaba por encima de su cabeza lentamente
-entonces yo las destruire TODAS!!- Kanon cruzo  sus brazos por encima de su cabeza a la par que incendiaba su cosmos y su vida a su maximo explendor
-observa el poder capaz de aplastar grandes galaxias
-¡¡EXPLOSION DE GALAXIAS!!-
El poder generado por Kanon fue el quivalente a el Big-Bang pero a menor escala destruyendo todo a su paso, incluso los Onis, no quedo ni uno solo con vida, pero ¿Aka abra logrado sobrevivir?. 

Mientras tanto en la tierra (Dar "Click" para abrir:

En algún lugar del océano pacifico
Isaac había creado un enorme muro de Hielo alrededor de toda América, separando a América del resto del globo terráqueo, siendo acompañado por los otros generales marinos, Eo de Scylla, Sorrento de Sirena y Krysha de Krysaor, los 4 habian decidido defender su amada América del embate de los Onis.
El poder liberado por la explosión de galaxia de Kanon, fue tan grande que no solo el inframundo, si no que tambien en la tierra se logro sentir tan temible embate.
-Que fue eso- Preugnto incredulo Eo.
-Esa es la cosmo energia de Kanon, pero que ¿No estaba con Atlas y los demas?- Dijo Krysna
El enorme temblor sentido en todo el mundo acompañado de la presencia del cosmos de Kanon desaparecieron de repente.
-Kanon... no tu no...- Dijo Sorrento
Los 3 generales marinos se presentaban tristes y apenados por la muerte de su compañero de armas.
Una ligera y helada lagrima se resbala por el frio rostro de Isaac, la lagrima se congelo por completo al llegar al borde inferior de su rostro, entonces Isaac desato todo su poder, en todo el mundo empezó a caer una ligera nieve, siendo la representación del helado y poderoso cosmos de Isaac.
-Ustedes no lograran tocar a mi hermoso pais- Dijo Isaac a la par que insendiaba cada uno de sus 7 sentidos. los otros 3 se quedaron anonadados del poder que Isaac se habia encontrado ocultando hasta el dia de hoy.
-Perdonemte chicos, pero prefiero dejar a todos con su eterna belleza a dejar que este mundo sea consumido- Dijo Isaac mientras liberaba su mas debastadora.
-¡¡AURORA BOREAL!!-
Isaac desato toda su terrible cosmos energía, congelando no solo a sus 3 compañeros y al los centenares de Onis que los rodeaban, si no a todo el mundo, todo lugar del planeta tierra, esta cubierto y congelado a  -273C° el cero absoluto, al final de su vida, Isaac alcanzo el cero absoluto y lo uso para congelar todo el planeta tierra.
Isaac, aun consciente, dio unos pasos hacia adelante, viendo como sus compañeros eran estatuas de hielo y los millares de onis a su alrededor eran también puro Hielo. 
-Por esta tierra- dijo Isaac antes de caer muerto, congelado por su propio poder.
Ahora toda la tierra era un páramo de hielo, nadie estaba muerto, pero nadie estaba vivo, todo estaba en un mero congelamiento. Todo movimiento molecular de la tierra esta detenido.


Después que la nube de humo levantada por la explosión se disipara, todos los Onis habían desaparecido, solo quedaba un brillo dorado en medio del epicentro de la explosión, ese brillo, era la armadura dorada de Géminis.


Al poco tiempo que los 3 se encontraban corriendo, una poderosa explosion se pudo sentir a lo lejos, luego una aterradora nube de humo se levanto, junto con una enorme nube de fuego, era la Explosion de Galaxias de Kanon.


Milo, Flegias y Atlas se quedaron asombrados ante el poder liberado por la explosion de galaxias de Kanon, que igualaba a la de su hermano Saga.

-Kanon... tu...- dijo Milo ente susurros,

Flegias y Atlas estaban callado, no sabian que decir ante el sacrificio de Kanon por darles tiempo a sus compañeros.

-Debemos seguir, aun queda mucho camino por recorrer- Dijo Flegias, Espectro de Lycaon, que se encontraba guiando a los caballeros hasta el Rio Arqueronte.

Según las palabras de Hilda, la única solución para arreglar todo este apocalipsis bíblico, es el retroceder el tiempo y el único capaz de lograr las proesa es el propio Chronos. Según las visiones de Hilda, Chronos se encuentra en el tartaro , cuenta el mito que el Tartaro se encuentra al final del rio Arqueronte... pero nadie ha llegado  hasta el final de dicho Rio.

Los 3, El caballero, el espectro y el Angel siguieron andando por aquel oscuro y desolado lugar, no quedaba ni una sola alma en pena, ni un solo espectro que les acompañara. Al parecer el omnipotente ataque que logro desatar Kanon les dio el tiempo suficiente, pues logro retrasar a Aka y a los Onis, que los cazaban sin pausa. Los 3 corrian a toda marcha siguiendo al guia, que en alguna ocasión, guió a Atlas hasta  el inframundo, en un combate en el Torneo Armaguedon.

-¿Falta mucho?- Pregunto impaciente Atlas.
-El inframundo es tan ancho como la propia tierra o incluso mas, Kanon nos alejo del alcance de su explosión pero nos alejo del rio, aun falta un buen trayecto-

Milo no decia nada, solo los seguía, sin embargo algo abrumaba la mente de los 3 guerreros. ¿Aka abra muerto en la explosión? Sin duda Kanon había logrado desaparecer a una gran cantidad de Onis, pero ¿Aka sufrio el mismo destino?


Los caballeros andaron por un buen tiempo, sin descanso, Flegias seguía un paso firme, seguido de Atlas, pero Milo lentamente se iba quedando atrás. Flegias y Atlas se detuvieron a ver que sucedía.

-Milo, no te quedes atras - Dijo Atlas

-Acaso no se han percatado- Dijo Milo, mientras volteaba a sus espaldas, mientras una figura envestida de una roja armadura samurai los seguida de cerca y se detuvo a unos metros de distancia de ellos.


Aka habia logrado sobrevivir a la explosion de galaxias de Kanon, sin embargo esta bastante lastimado, su armadura se empezaba a agrietas, tenia toda su hombrera derecha y parte del yelmo destruido, que dejaba asomar un ligero mecho de cabello dorado, cubriendo un ojo cuyo iris es de color azul. Por un momento Atlas se quedo pensativo en ese ojo Azul. 

-Sigan ustedes- les dijo Milo, mientras daba unos pasos hacia Aka.
-MILO! pero sin tu brazo derecho...-
-LARGATE!! no se cuanto tiempo mas podre detenerlo-

Atlas quedo pensativo, luego observo a Aka, habia unas ligeras auras escarlatha rodeando su cuerpo, Milo en cuento sintió la presencia de Aka lo ataco con su famosa Restriccion, dejando inmovil al Oni por unos segundos.

MALDITA SEA ATLAS, QUE ESPERAS!- le grito Milo a Atlas, mientra que Flegias tomaba por la ropa a Atlas para seguir corriendo.
-No seas estupido, vamonos

Flegias y Atlas siguieron su camino, corriendo a toda velocidad. Milo se quedo para ganar tiempo, en su combate anterior con Aka, habia perdido su brazo derecho cuando trato de dar su maximo ataque, Antares, pero Aka logro esquivarlo y contraatacar, amputando el brazo derecho del dorado.

-Veo que planeas pelear sin tu brazo derecho, no tienes a tu Aguja Escarlatha ¿Crees poder hacerme frente?- Le dijo Aka con un cierto tono burlo
-No seas tonto, nosotros los caballeros Dorados estamos preparados para dar nuestra vida en cualquier momento, ahora... tu tambien recibiste las 14 agujas escarlathas, una explosion de Galaxias... ¿Cuanto crees que podras soportar?-

Aka dio unos lentos pero seguros paso, aun sentía el efecto de la Restricción

-sin tu aguja escarlatha no eres nada- Aka tomo sus 2 espadas, y las junto por encima de su cabeza, estas empezaron a brillar y se fusionaron para crear un enorme mazo, con un extraño mineral blanco en la punta de este.

-Taishita kotonai ja na- (Traducido del japones: No eres un gran reto)

Aka se lanzo sobre Milo, tratando de golpearlo con su mazo, pero Milo aun lastimado por la perdida de su brazo derecho, logro dar un gran salto, esquivando el golpe y contra-atacando un una serie de patadas. En el intercambio de golpes, Aka trataba de golpear a Milo, pero haciendo gala de su sublime velocidad, Milo lo esquivaba y contraatacaba con fuertes y velocez patadas. El combate se alargo por almenos unos 5 minutos, de esa forma, hasta que Milo volvio a usar su Restricion sobre Aka, y en ese momento dio una tremenda serie de 3 patadas directo a su cabeza.

(algo asi como esto, imagina que los 3 son a su cabeza)

Esto hizo retroceder a Aka unos pasos, y seguido de estas 3 patadas, Milo trato de lanzar un poderoso puñetazo -Puño escalatha!!- Grito Milo a la vez que lanzaba su puño envuelto en su cosmos escarlatha , pero Aka lo detuvo con su garrote, la armadura que protegia el puño de Milo se hizo pedazos, la fuerza del golpe le hizo una leve grieta al mazo, sin embargo los huesos de la mano de Milo se rompieron. - ¿Koroshite kurerun ja nakatta no? (Traduccion del japones: ¿No decías que ibas a matarme?)

Aka contra-ataco con una serie de brutales golpes con su maza al cuerpo de Milo, deztrozando por completo su armadura dorada, dejando al descubierto el cuerpo de Milo. Mientras la herida de la perdida de su brazo derecho empezo a sangrar profusamente.

-Coff Coff- Empezo a toser Milo mientras escupia cantidades alarmantes de Sangre - Atlas, todo depende de ti mi amigo- Y al terminar de decir estas palabras, Aka lo golpeo de nuevo, tumando a Milo al suelo, mientras que en un golpe descendente con su maza, destrozo el brazo izquierdo de Milo.

-Kimi no shini basho wa koko da- (traduccion del japones: Tu tumba será aquí mismo) Aka levanto su maza por encima de su cabeza, y apuntando contra la cabeza de Milo, dio el golpe de gracia, dejando el cuerpo de Milo, inerte, sin vida ni cabeza.

Flegias y Atlas seguian su camino por el inframundo, mientras a lo lejos, sentian como el cosmos de Milo desaparecia abruptamente. Flegias pudo notar como una ligera lagrima de tristesa se deslizaba por la mejilla del coroniense.

-Atlas... yo...- Entonces Atlas lo interrumpio abruptamene
-No hay tiempo para lamentos, debemos encontrar a Chronos-

Despues de horas de caminata, se podia empezar a sentir en el aire una terrible maldad, un frio abrumador que helaba hasta la medula y una energia sobrenatural. Los onis que Kanon habia logrado detener se habian vuelto a juntar a lo lejos del inframundo, liderados por Aka.

-Flegias, ¿falta mucho?- Pregunto impaciente Atlas

Mientras a lo lejos, a escasos 200 metros, aparece un rio, el rio Arqueronte. Atlas y Flegias aceleraron el paso, pues sabian que el escaso tiempo que Milo y Kanon consiguieron estaba por acabarse.


al estar a la orilla del rio, Flegias empezo a voltear a todos lado, como si buscara algo - Debe de estar por aqui, ese maldito, nunca lo deja donde debe ser- dijo para si mismos. Atlas con la duda pregunto -¿Que busamos?- cuando Flegias grito - AJA!! ya te encontre- Salio corriendo y Atlas tras el

Al poco tiempo, Atlas entendio lo que sucedia, Flegias buscaba la balsa que usaba Caronte para viajar por el rio, ahora por alguna razon, no estaba solo estaba la balsa y el remo. Rapidamente ambos subieron y Flegias tomo el mando, mientras Atlas se sentaba en la balsa.


El tiempo parecia no correr entre ellos, Flegias remaba y remaba tratando de ir lo mas rapido posible, mientras para romper el sinietros silencio del inframundo iba silvando algunas canciones.
llego un momento donde repetia la misma cancion una y otra vez hasta que Atlas le pregunto.
-¿Es la unica cancion que conoces?-
-conosco unas cuantas de Luis Miguel por si quieres-

Atlas y Flegias empezaron a reir, mientras se contaban historias de sus peleas, recordaban viejos encuentros entre ellos, Atlas le hablaba de las chicas que habia conocido, mientras Flegias le hablaba de sus viajes alrededor del mundo. Pasaron horas y horas, se intercambiaban los lujares, por ratos Atlas manejaba, mientras Flegias descansaba y a si susecibamente, cada uno contaba una historia sobre sus vida antes de servir a su Dios, Atlas sobre todo, contaba sobre el anciano que lo entreno, Flegias por otro lado contaba hacerca de sus viajes a lo largo y ancho del mundo, desde mexico hasta japon, desde la india hasta brazil.En ocasiones los 2 descansaban, dejando que la corriente del rio llevara el barco, en ocasiones dormían, mientras el otro remaba, asi paso durante una cantidad inexacta de tiempo Pero mientras le tocaba remas a Flegias, Atlas contaba sobre como obtuvo los dones de Hefesto. 

-Como te decia, las Asgardianas tienen unas tet...- y antes que Atlas terminara Flegias lo interumpio
-¿Vez aquella marca Atlas?
Era un palo enterrado en una roca de almenos 10 metros cuadrados  en medio del rio, con un pedazo de tela color morado ondeando.
-Este es el lugar mas lejano que he llegado, hemos viajado por almenos 3 semanas-
-QUE!!! 3 semanas!!- Atlas quedo atonito, mientras Flegias le explicaba que el paso del tiempo en el inframundo es distinto y que el paso y las necesidades del cuerpo humano eran eliminadas mientras estuviera en la tierra de los muertos. Atlas no lo lograba creer, mientras repasaba todo lo que habían hablado, realmente se habían contado el uno al otro toda su vida.

Flegias siguió remando, pero a lo lejos, una nube oscura se aproximaba, era una oleada de Onis, y encima de esta nube se encontraba Aka, llevando al hombro aquel mazo con el que derroto a Milo.

Pararon en aquella roca y rápidamente Atlas y Flegias bajaron de la balsa, entre ambos la movieron, para quedar del otro lado de la roca, pudiendo seguir el rio sin interrupciones, Atlas fue el primero en subir a la balsa, pensando que Flegias lo seguiria.

-Atlas, no se que tanto queda, y nisiquiera sabemos si este es el camino adecuado para llegar a Chronos, es solo un Ave-Maria, espero que lo consigas- Dijo Flegias mientras su cosmos se incendiaba
-Pero Flegias, que incinuas-
-ADIOS ATLAS!! AULLIDO INFERNAL!!!-
Grito Flegias a la par que invocaba su mas grande tecnica para dar un impulso a la balsa. La balsa se encontraba hecha del mismo material que las mas resisitentes Surplice del reino de la muerte, por lo cual resisto el golpe sin problema. La balsa se alejo a una velocidad abrumadora, dejando una estela de agua, Atlas entendia el sacrificio hecho, solo quedaba... encontrar a Chronos.
_____________________________________________________________________________________________________________
Aka descendio de su nube de Onis, y se paro frente a Flegias. ahora ambos estaban en aquella roca.

-Otro insecto-
-¿Insecto dices?- Flegias se puso en posicion de combate, preparandoce para el encuentro - Veamos que tanto logra este insecto

Aka dio el primer golpe con su enorme mazo, pero Flegias lo esquivo rapidamente mientras le lanzaba terribles y poderosos golpes con sus garras, el combate se alargo por almenos otros 10 minutos, los 2 intercambiando golpes y patadas, y todo tecnicas.
(como ejemlificacion de lo que digo, no hay gifs de Flegias peleando U_U)

Aka dio un poderoso golpe con su mazo, de arriba hacia abajo, pero Flegias invoco de nuevo el poder de su Aullido infernal, creando 2 esferas de energia oscura en sus mano. Con la esfera de la mano izquierda, detuvo el golpe justo por encima de su cabeza, esto agrando aun mas la grieta que le habia creado Milo al mazo, mientras que con la mano derecha, golpeaba fuertemente el pecho de Aka, destrozando lo que le quedaba de armadura.

-!Chikushou¡- (Traducion del japones: Hijo de puta) Grito Aka a la vez que ponia mas peso en su golpe con mazo, venciendo la fuerza de Flegias, golpeando su brazo izquierdo y fracturandolo.

Flegias resintio el golpe, y dio un ligero salto hacia atras, lo sufciente para alejarse de Aka, pero sin salir de aquel pequeño espacio donde peleaban. Aka levanto su maso, apuntando hacia Flegias.

-Kantan ni wa, katenai- (Traducion del japones: Simplemente, no puedes vencer)
-Namen ja nee zo- (Traducion del japones: No me subestimes) le contesto Flegias con perfecto Japones.

Con la mano que aun le quedaba a Flegias, invoco de nuevo su Aullido infernal y le dijo - Todo Aquel que cae en este rio, este vivo o muerto no volvera a salir de el- Flegias levanto su mano derecha por encima de su cabeza, juntando todo el poder que le quedaba para chocar su puño contra el suelo, y destruir aquella pequeña roca, para que tanto el como Aka cayeran al agua -AULLIDO INFERNAL!- Flegias golpeo el suelo y  área de tierra en medio del rio inmediatamente se fracturo, y ambos cayeron al rio. ¿Sera el fin para Aka?

Atlas andubo vagando durante una gran cantidad de tiempo, por un momento, realmente creyo que habia perdido toda esperanza, y que todo habia llegado a su fin. Y como cualquier humano, empezo a pedir a su Dios por una esperanza.


Atlas, quien remaba intensamente, lento, pero seguro, llego el momento donde sus manos estaban sangrando, ulceradas por el constante esfuerzo, pero, por alguna razón, viejas canciones y recuerdos inundaron su mente, todas las promesas hechas y las que faltaban por cumplir, todos los que dieron su vida para que el llegara tan lejos. Esa no era solo su lucha, todos estaban detrás de el, almenos en espíritu, luchando, sosteniendo junto con el aquel remo que era la unica forma de alcanzar aquella ligera esperazna.

Atlas, en su mente aun podía escuchar la voz de Milo, aun podía sentir la enorme cosmos energía de Kanon, las palabras de Flegias,  la enorme rivalidad que tenia con Sigfried y la sublime mirada de Hilda. Dentro de el, sentia la obligacion de no fallarles, no era para probarse nada a si mismo, ya ni siquiera le importaba el hecho que la tierra se salvaria, solo no les queria fallas a ellos. Habian prometido salvar la tierra a costa, si es necesario de sus vidas.

Atlas seguia remando y remando, hasta que se dio cuenta, que lentamente el Rio se iba estrechando, a la par que entraba en una gruta, poco a poco, mientras el remo se bañaba por la sangre que emanaba de las manos de Atlas, la balsa se atascando, Atlas podia sentir como el agua era cada vez menos profunda, llego un momento donde el Rio era tan estrecho que la balsa apenas entraba, las enormes paredes de roca que se alzaban tanto a izquierda como ha derecha del Rio, hubo un punt donde la balsa ya no cabia, era demasiado estrecho el camino.

Atlas tomo el remo, tocando la profunidad del rio, noto que eran unos escasos centimetros, y puso un pie fuera de la balsa, a pesar que las aguas eran muy densas, el agua le llego a media pantorilla, y Atlas continuo su camino a pie. A los poco metros, unas formaciones de piedra se interponian en su camino, dificultando el viaje, pero el solo se limitaba a pasarlar por un lado. hasta que al fin, pudo salir de aquella gruta.

La enorme gruta termino, dando un espacio como de 30 metros de largo y 20 de ancho, un gran saliente antes de llegar a un alcantilado que daba a la nada, tan larga era la caida que el ojo humano no alcanzaba a ver nada que no fuera oscuridad, a los lados, habia unos pilares de piedra formados naturalemnte por el paso del agua. Pero al centro de toda esta escena, se encontraba clavada en medio del riachuelo creado por las aguas del Rio Arqueronte. Una espada que era conocida perfectamente por Atlas.


Atlas se acerco a aquella espada, cuando estaba a unos pasos de distancia, con el agua mojando su pies, una enorme opresión se empezo a sentir en el corazon, como si le aplastaran el esternón contra la columna, dio unos pasos al frente, y tomo la espada por el mango, sacandola del suelo, era la espada de Camila, aquella valkirya con quien habia luchado ya tanto tiempo. A su mente volvieron infinidad de recuerdos de aquella noche.

(para mayor informacion de aquella noche dirigirse a : Entrenamiento de Atlas "Click Aqui" primera prueba)

Cuando una voz se escucho a sus espalda, una voz que le congelo el corazon, lo mas aterrador de aquella voz, es que ya la conocia.

-¿Aquella fue una larga noche?-

Por primera vez, Atlas escuchaba aquella voz con calma, no se habia percatado de algo muy importante por el calor de la batalla, que ya conocía aquella voz, y peor aun, era de una mujer.

Atlas volteo a ver a Aka, tras unos minutos de silencio, Aka clavo en el suelo su enorme maza, y con ambas manos se quito el casco que le cubria la mitad del rostro, pues la otra mitad del casco ya habai sido destruida. Aka dejo caer el casco al suelo, y este fue arrastrado por la corriente de agua hasta los pies de Atlas. Atlas quedo helado, callado, no podia pronunciar palabra alguna.

-Parece que has visto un fantasma, Querido-

Era Camila, la Valkirya.
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Dom Jun 14, 2015 6:57 pm

Rápidamente después de esas palabras Camila se abalanzo sobre Atlas, moviendo su enorme mazo de una forma asombrosa. Golpe tras golpe, mientras Atlas se defendía con la espada Valkirya que antes pertenecía a Camila. 

Durante los primeros minutos del combate se definió de esa forma, Camila atacando con rápidos y pesados golpes de su mazo y Atlas haciendo todo lo posible por defenderse, usando la espada Valkirya. El sonido de ambos aceros chocando, el rezonar de los metales se escuchaban desde lejos, claro, si hubiera alguien mas para escucharlos, y sus cosmos, de ambos, agotados después de incontables combates en los últimos días. Uno tratando de salvar al mundo, y el otro tratando de evitarlo pero.... ¿Quien hace cada cosa?

Seguían chocando sus armas, el uno contra el otro. Hasta que de la fuerza de sus golpes, los alejo el uno del otro. Atlas quedo de espaldas a un enorme peñasco, donde a lo lejos, lo único que se podía ver era una densa y tenebrosa oscuridad. Camila, por otro lado, quedo de espaldas a la gruta por donde ambos llegaron a ese lugar olvidado por los Dioses.


Atlas, agitado por el combate, casi al borde del Shock Hipovolemico, con sus heridas sangrando lentamente, su espíritu al borde del colapso, su cuerpo apunto de la fallar.

Camila por otro lado, a pesar de haber sido herida por las Agujas de Milo, por la Explosión de Galaxias de Kanon, el Aullido Infernal de Flegias, seguía de pie. A pesar de haber sido herida infinidad de veces, de haber luchado por tanto tiempo y con la misma intensidad que Atlas, seguía de pie, con una fortaleza que en ese momento el ángel carecía, pues ella tenia algo que en ese momento Atlas no... un ideal.

- Como fue que... volviste- le pregunto Atlas, entre respiraciones  profundas y rápidas, de cansancio.
- Veo que aun no la entiendes, veo que sigues siendo tan tonto como siempre- Le dijo Camila, mientras soltaba su enorme mazo, dejandolo caer al suelo, caminando lentamente contra Atlas.

- Mientras caminaba por el yomotsu, en esas interminables filas de almas en pena, esperando su turno para caer en el mas profundo de los infiernos, mi maestro Atavaka vio algo en mi, vio mi verdadero potencial, y decidió salvarme, le dio mi alma un fruto del árbol Mokugenji, devolviendome mi cuerpo, enseñándome la verdad de la humanidad, dandome poder mas haya del que nunca hubiera soñado, entrenando mi mente, mi espiritu, y mas importante que eso... me dio una razon por que luchar-

Cuando estuvo a la distancia justa, Atlas dio un corte con su espada, tratando de acertar a a Camila, pero ella detuvo su espada, luego dio un fuerte golpe contra su costado, y por el dolor, el Angel soltó la espada, luego Camila prosigio con una poderosa y rápida serie de golpes contra su pecho, y de un ultimo golpe lo mando a volar, cayendo al suelo, con un brazo colgando por aquel peñasco a una caida sin fin. Con el cuerpo de Atlas siendo bañado por las aguas del Rio Arqueronte, tiñiendose con la sangre del Angel, quien estaba a punto de morir.

- Verdad? Razon para luchar? - dijo Atlas entre respiros - ¿Que pudo haberte enseñado ese psicopata?- Pregunto Atlas.

Camila, camino hasta donde estaba Atlas, lo tomo por el cuello y lo levanto, lo empezó a golpear brutalmente en el rostro y en el torso, abrumando mas sus heridas, mientras que con la mirada fría, parecía disfrutar de tal paliza, cuando se canso, lanzo a Atlas para atras, justo al lado de donde su espada cayo. 

- No me digas que no lo vez, que acaso tan siego eres, o es que te haces de la vista gorda, fingiendo no pensarlo, darte cuenta de la verdad...  LA HUMANIDAD SE MASACRA A SI MISMA!!!- le grito Camila a Atlas, mientras este hacia todo lo posible por ponerse de pie, mientras tomaba la espada.

Cuando por fin pudo ponerse de pie, Atlas empuño la espada con ambas manos y trato de dar un golpe contra Camila, pero esta lo esquivo con un salto, quedando al lado de su Mazo.

- He visto la triste verdad, he visto el verdadero corazón de la humanidad, su verdadera esencia!!!  a los humanos masacrarse los unos a los otros, por un poco de plata, por disputas tan estúpidas!! se ignoran los unos a los otros- Dijo Camila mientras tomaba su Maza, levantándolo por encima de su cabeza, saltando sobre Atlas, dando un poderoso golpe, pero este lo detuvo con la espada, a escasos centimetros de su rostro.

Atlas hizo un movimiento con la espada, lanzando levemente para atras la maza de Camila, para luego proceder a dar una rápida serie de golpes con la espada, pero Camila se limitaba a bloquearlos con la maza. 


- Entiéndelo Atlas, no estamos destruyendo este mundo, lo estamos salvando de la arrogancia, la soberbia y estupidez humana-  le dijo mientras sus aceros chocaban entre si.

- ¿Y si forma de salvarlo es masacrando a toda la humanidad? - le pregunto Atlas, mientras contraatacaba con una serie de rápidas estocadas, pero Camila los defendía con suma facilidad.

- ¿Que no lo vez Atlas? Se debe fundar un nuevo mundo!! borrando toda evidencia del anterior!! la raza humana ya no tiene salvación, No mientras sigan peleando por tonterías como el dinero y su falso poder, no mientras sea mas importante la politica que la paz!!! NO MIENTRAS SIGAN DEJANDO MORIR A MILLONES EN AGONÍA!!!  se han olvidados de ellos mismos, se han vueltos corruptos, tontos, egoístas, celosos de sus iguales!! Luchan entre si por un falso, y los Dioses, tanto Abel, Hades y Athena lo permiten! ya no tienen salvación.- le decía Camila, mientras lanzaba fuertes golpes con su maza, pero Atlas los bloqueaba y esquivaba.

- La humanidad aun tiene salvación, lo sabes!! hemos luchado por eso!!! se ve a diario!!! personas peleando por sus iguales, dando lo mejor de si para salvar a otros! no solo los caballeros pelean por la paz, también las personas a diario!! - le gritaba Atlas, mientras le lanzaba unos golpes de espada, pero Camila los bloqueaba con la maza.


- Los aciertos de unos pocos no salvan a toda la especie!!- Le dijo Camila mientras los aceros de ambos chocaban entre si, creando una enorme presión entre ellos, quedando frente a frente.


- Con el poder de los Dioses Athena, Poseidon y Hades, podremos crear una nueva era para la tierra!! Atavaka se convertirá en el nuevo Dios de este mundo!! creando una perfecta utopia!!! donde no exista la guerra, la pobreza ni el hambre!!- la fuerza que había entre sus armas, la presión causada entre ellos era tal que fueron separados por ella. 

- ¿Que derecho les da hacer eso? No son Dioses!! Ni tu!! ni Atavaka!! ¿Quienes son ustedes para decidir sobre la humanidad?- Grito Atlas, mientras se lanzaba de nuevo al combate, llevando su espada de frente, chocando de nuevo aceros contra Camila.

- ¿Derecho dices?- Dijo Camila mientras devolvía el golpe de Atlas, Chocando contra su espada - Los Dioses no hicieron NADA!! ninguno de ellos hace algo de verdad por la humanidad!!! cada uno trata de poner su propia visión del mundo!!! pero dejan que se sigan masacrando entre ellos!!! - Decía mientras seguían en combate con sus armas- SIMPLEMENTE DIMOS EL PASO QUE NADIE SE ATREVIÓ A DAR!!!! PURGAREMOS A ESTE MUNDO DE LA HUMANIDAD!!! DE SU ARROGANCIA!!! DE SU ESTUPIDEZ!!!Y LA VOLVEREMOS A CREAR DESDE CERO!!! EN UNA PERFECTA ERA DE PAZ!!!-

A la par que sus palabras aumentaban de tono, sus golpes se volvían mas y mas fuertes, superando poco a poco la defensa de Atlas.

- No puedo permitirlo Camila- le dijo Atlas. Una carcajada se empezo a escuchar, era la voz de Camila, burlándose de Atlas.

- ¿Permirlo Atlas? PERMITIRLO!!!- Dijo Camila mientras golpeaba con su maza a Atlas, pero este detuvo el golpe con la espada - QUE NO LO VEZ QUE YA LO HICIMOS!!! DESDE EL MOMENTO QUE LIBERAMOS A LOS ONIS SE DECIDIÓ EL DESTINO!!!... su resistencia fue solo.... un mero entretenimiento - Dijo Camila con tono burlón, burlándose de los sacrificios de los demás

Atlas, al ver los ojos de Camila, llenos de una voluntad de combate, de una fe en Atavaka, dio un grito de ira, empujando con toda la fuerza que le quedaba su espada, esta se alejo por la fuerza del empuje.


Atlas empezó a caminar en contra de Camila. En su mente, trataba de liberar de toda duda, una vez mas debía darle fin a esa mujer, pero luego, como si un ligero rayo de luz calmara sus pensamientos, librando su mente de toda duda. se dio cuenta que Camila, la Valkirya realmente murió aquella noche, y este ser, este Oni que se enfrentaba era solo un mal chiste del destino, su amada Camila realmente nunca volvió. Tenia que librar su mente de toda duda.

Mientras caminaba en contra de aquel chiste, su cosmos se encendía, aumentando, aquella aura carmesí que lo caracterizaba se hizo presente, cubriendo todo su cuerpo. Sus ojos, ahora decididos, llenos no de ira, no de odio, si no de un ideal, el sabia que aun tenia mucho camino por recorrer, que aun tenia muchas promesas por cumplir, que sin importar que, debia ponerle fin a esta guerra, mucha gente había puesto su esperanza en el.

Varias imagenes de sus anteriores combates volvieron a su mente, 

Daichi le dijo en uno de sus combates: - Atlas, por favor sigue mi estela, sé siempre digno y correcto, justo y orgulloso, mantente en pie hasta que no puedas hacerlo más, sólo deja de luchar cuando el último indicio de cosmos te abandone, me mantuve mucho tiempo bajo las sombras y puedo decir que deposito mi esperanza en ti -

Flegias se habia dado cuenta de su parcial divinidad en uno de sus combates: - No eres cómo los demás que van al Infierno, quizás era cierto lo que se decía sobre los ángeles escarlatas... no son simples mortales, son, en parte, divinos

Su señor Abel lo habia honrado con la Cloth escarlata, pues habia visto su verdadero potencial.

Hilda, le dio su confianza, Sigfried le permitió seguir adelante, Kanon, Milo, Flegias lo fueron impulsado poco a poco, ahora justo ahora, cuando todo dependía exclusivamente de el, de el y de nadie mas, no era momento para dudar, debía... aunque fuera una ultima vez, por los ideales de todos, por el Amor que sentía Sigfried por Hilda, por la paz que tanto anhelaba Milo, por la justicia que le fue negada a Kanon, debía seguir adelante, sin importar el precio

Atlas incendio hasta su ultima partícula de cosmos, su cosmos se intensifico, maximizandose y concentrándose alrededor de la espada, esta fue rodeada por el aura carmesí que siempre había rodeado a Atlas. Ahora, observo a Camila, sus ojos, ahora llenos de esperanza, de fe, de que ocurriría un milagro que le permitiría salvar al mundo, no por el, no porque a el le interesara salvarlo, porque lo había prometido.

Camila, por otro lado, lo observaba, limitandose a no decir nada, cuando pudo ver toda la determinación de Atlas, tomo su maza, y dando un pequeño salto, llevando la maza por encima de su cabeza se disponía a matar al coroniense de un solo golpe, pero Atlas, en un destello de fortaleza, fuerza, le regreso el golpe, mas rápido, mas potente que cualquiera de los anteriores. El choque de ambas armas, la fuerza generada entre ellas fue tal, que ambas fueron rotos en pedazos. 

Tanto la maza, se hizo pedazos, esparciéndose por todo el lugar. Mientras que la espada, se partió justo por la mitad, la parte distal, salio volando, dando vueltas, clavándose justo en donde estaba clavada al principio.

- Veo que aun no te das por vencido, aun cuando a estas alturas, tu resistencia es inutil- le dijo Camila mientras una ligera sonrisa se dibujaba en su rostro, una sonrisa de total seguridad que lograría vencer.

Atlas, podía sentir como su vida se iba terminando poco a poco, como lo poco que le quedaba de cosmos le iban abandonando, pero aunque de nada sirva ya, debía detener a Camila, aunque fuera por un único intento mas.

Atlas dio un profundo respiro, inhalando y exhalando, se preparo mentalmente, Camila, por otro lado, quiera sin decir nada, levanto lo brazos, en posición ofensiva, decidida a acabar con el Coroniense.

Ambos se lanzaron al combate, el uno contra el otro, a base de puñetazos y patadas, demostrando que ambos eran extremos maestros en artes marciales, tanto Camila como Atlas lograban golpear el cuerpo del otro, pero inmediatamente tenían una respuesta al combate, ya sea un salto, un bloqueo, un movimiento que le permitía contraatacar.


De esa manera se alargo el combate, por segundos, Camila retrocedía, en otros Atlas avanzaba, pero estaban igualados. Hasta que por fin Atlas se dio cuenta, lo comprendió, que no lograría salir vivo de este combate, y que debía pelear como alguien que lo había perdido todo... pues realmente lo había perdido todo

Camila empezó a dar una serie de fuertes golpes, cada vez mas rapidos.

-TU RESISTENCIA ES INUTIL!!! RINDETE!!! Y MUERE!!!

Lo decía mientras golpeaba cada vez mas fuerte, hasta que en un momento, levanto un poco mas de lo usual su brazo derecho, poniendo todo su peso, toda su fuerza en ese puño. Atlas lo pudo ver, en esa milésima de segundo, el Ángel supo que la muerte al fin lo había alcanzado.

Mientras juntaba lo que quedaba de su cosmos en la palma de su mano, creando un orbe de energía. Dejo que el puño de Camila se clavara en su pecho, indudablemente fracturando todos los huesos de su caja toraxica , y mientras Camila se sonreía a si misma por haber logrado dar el golpe final, en ese segundo que tuvo de soberbia, en ese segundo que bajo su guardia,  Atlas lanzo el golpe final.


El golpe de Atlas dio de lleno en el pecho de Camila, en ese lugar donde esta el corazón, atravesándolo. El puño de Atlas salio por la espalda de Camila, y sin que ella pudiera decir algo, callo muerta.... por segunda ocasión, de la misma forma, por el mismo puño, por el mismo hombre.

Atlas, se encontraba al borde de la muerte, mientras estaba arrodillado, frente al inerte cuerpo de Camila, en medio de aquel lugar olvidado por dios. Cuando el coroniense se disponía a dar su ultimo respiro, un cosmos mas alto que el de cualquier Mortal, Bestia o Dios se empezó a sentir, alejando a toda la oscuridad de Atlas. Entonces, el caballero de la Corona sintió como fue trasportado a un lugar donde no existía el tiempo, el espacio o la materia. Entonces, una omnipoente voz resono en aquel oscuro paramo de eterno vacio.

Una enorme figura de un reloj de arena se hizo presente ante el caballero, era el cosmos mas poderoso de todo el universo, es mas, era el universo mismo, y nosotros eramos solo simples mortales.

-Ha sido un largo viaje para llegar hasta mi ¿No lo crees Atlas?-
-Tu eres... Chronos
-Así es... ¿La has liado de verdad no es asi Atlas? ¿Que se siente ser tan orgulloso, egolatría, engreído, creído, y sobre todas las cosas... estúpido para joder a toda la tierra? y mas aun, matar a la unica mujer que de verdad has amado por segunda ocasion

Luego una carcajada que retumbo sobre todo el cosmos, haciéndolo vibrar desde sus simientos, Atlas se arrodillo ante tal omnipotente figura, sabia que lo habia hechado todo a perder, desde el principio de esta Mision hasta el final. y con los ojos inundados en lagrimas, le suplico a Chronos.

-Chronos, porfavor, se que soy el primero que viene desde tan lejos a pedirte algo, pero arregla todo, solo tu puedes hacer retroceder el tiempo hasta el inicio de esto... porfavor... Chronos!!!- Grito Atlas.
-¿El primero dices? no seas estúpido, no eres tan especial como crees... cientos de hombres que pusieron al mundo al borde del apocalipsis han venido ante mi, pidiendo una segunda oportunidad para cambiar el mundo, para hacerlo mejor... o al menos para que no se extinguiera

Atlas levanto los ojos, con llenos de una pequeña esperanza, ¿acaso es cierto? lo que chronos dice

-Pero todos y cada uno de ellos me dieron un pago, un sacrificio... Atlas ¿Que es lo que mas Amas?- Pregunto Chronos.

Atlas se quedo pensativo, ¿que era lo que mas amaba? ¿Sera acaso su poder? ¿Sus técnicas de combate? ¿Su cosmos?

-Chronos, yo te ofrezco mi cosmos, es tuyo si lo deseas, pero por favor... arregla todo esto- Le decía Atlas mientras arrodillado, ponía la frente en el suelo, en caso de existir alguno

Chornos se empezó a carcajear de nuevo de Atlas, al parecer su inocencia ( o estupidez) le era graciosa

-¿Cosmos? Acaso crees que necesito un cosmos, tengo todo el cosmos del universo, el tuyo nisiquiera se acercaria a formar la Diez mil millonesima parte del mio... Atlas lo que quiero es tu recuerdo mas preciado.-

Atlas se quedo pasmado, e inmediatamente su mente lo llevo a ella. 

-Chronos, si yo...-

-Si me quedo con tu recuerdo, no lo volverás a recordar nunca, quedara borrado de tu memoria, ni siquiera el sentimiento de ese recuerdo te quedara, sera como si nunca lo hubieras vivido. Dime Atlas te daré una segunda oportunidad, recordaras tu error, tu viaje, recordaras haberte encontrado conmigo, pero no la recordaras a ella, ni lo que significa para ti, ni lo que deseas, sentirás un vació en tu corazón mas grande que cualquier mortal ¿Acceptas? -

Atlas quedo callado, en sus combates mas duros, se ha visto impulsado, potenciado y levantado por ese mero recuerdo, por una promesa hecha a ella que seguiría hasta el final, pero en el fondo el sabia que debía arreglar ese error, si no todo estaría perdido, pero... ella quedaría en el olvido, nadie en el mundo la recordaría. Seria como si nunca hubiera existido. Pero no quedaba de otra...

-Accepto- Murmuro entre lagrimas Atlas, probablemente nadie haya sentido en su corazon mayor pesar al pronunciar tales palabras.
-Que asi sea- Dijo Chornos.

Inmediatamente la cabeza de Atlas empezó a doler, de una forma inhumana, su nariz empezó a sangrar, de su boca salia sangra y de sus cuencas lagrimales también, era tanto el dolor que Atlas se retorcía de dolor en el suelo, mientras las imágenes de ella inundaban la mente del coroniense, viendo como desaparecían poco a poco, se deformaba, mutaban a pesadillas, y solo cuando aquel hermosos recuerdo era el mas aterrador de todos, desapareció. Y aquel vació mental era llenado con algo mas. Ella estaba desapareciendo

y fue asi, como Atlas se libro de aquel lastre, de la mano del propio cosmos.

Atlas estaba en el suelo, llorando, sangrando, sentía que le faltaba algo, que le faltaba algo desde adentro del corazón, pero poco a poco, aquel vacio se fue llenando con paz, aquella desesperación se fue llenando con serenidad, y aquel frió que sentia atacar su piel, se fue calmando con un ligero calor, como el calor que se sentía en el santuario, y cuando todo era total silencio, una voz se fue escuchando, era una voz familiar para Atlas. Era Milo.

-Diría que tienes al menos dos días enteros para impedir que Atavaka cree un agujero espacio temporal que atraiga un sin fin de demonios de la mitología japonesa a nuestro mundo. Seguramente un oni rojo, el único que hay y que comanda las fuerzas que le protegen, llevará una maza mucho más grande de lo normal con un extraño billo blanco proveniente de su punta superior. Quiero el mineral que lo forma. Suerte. -

Atlas abrió los ojos, estaba frente a Milo, quien anteriormente había muerto a manos de Aka, entonces, sintió algo en su puño derecho, era el material que Milo le pedía, en su combate con Aka al borde de la nada, lo logro conseguir. Entonces se quedo pasmado, observo el mineral en su mano y lo dejo caer, para luego, inmediatamente salir corriendo en auxilio de Shaka. Atlas recordaba todo el viaje anterior, toda la guerra, caos, muerte que el ocasiono por arrogante, recordó el encuentro con Chronos, pero no la recordaba a ella. Milo se inclino a recoger aquel material. era lo que el buscaba. 

- ¿Pero como?-

Atlas se dirigio directo a Tokyo. Había una catástrofe que detener.

Ahora Atlas no perdió ni un segundo, fue corriendo directo al lugar donde Shaka luchaba. Recordó que en una ocasión Milo uso los aviones del santuario para llegar a una de sus missiones, y no dudo en hacer lo mismo, pero esta vez, iba solo. Hubo un pequeño problema, algo asi como Atlas sacando a patadas del avión a casi 200 pasajeros, 2 pilotos, varias azafatas, para luego manejar el solo el avión.

-le cobran a Milo, el me dio permiso-

Mientras Atlas encendía el avión (OFF: soy un puto caballero de la corona, aviento fuego por mis manos, a huevo que se manejar un avión jaja) su mente divagaba en todo lo que acaba de pasar, ¿Realmente se abra pasado todo lo que ahora inunda su muerte? ¿Realmente lucho por Dias contra ordas de Onis al lado de Kano y Milo? ¿Realmente Sigfried es tan descomunalmente fuerte? Tan solo una duda quedaba en su mente, y cuando trataba de recordarlo un inmenso dolor de cabeza, punzante, atravesaba su craneo de lado a lado... el rostro del Oni rojo.

Atlas emplendio el vuelo a Tokyo, de inmediato, a todo motor, llegaría en muy poco tiempo.

Unas horas despues, en Tokyo, en una de sus planicies cercanas


Un duelo de cosmos chocaban entre si, eran Atavaka y Shaka, envuelto en un poderoso duelo. Pero a diferencia de los caballeros normales, de los espectros del ejercito de Hades. Ellos 2 no se movían, estaban inmóviles, flotando en el aire sentados en posición de loto, con un enorme cosmos envolviéndolos, chocando el uno contra el otro. Tratando de sobreponerse al otro.


Era un espectaculo de Cosmos oscuro y dorado tratando de ganar la pelea, pero, pococ a poco, Shaka lograba sobreponerse a Atavaka. y justo cuando, este estaba apunto de perder.

-AHORA!!- Grito Atavaka.

Desde una nube de humo, aparecio Aka, encima de Shaka, preparando dar un poderosos tajo de espada, para darle fin al caballero. Shaka, viéndose en la necesidad de romper su postura de loto, para lograr evadir el golpe de Aka, perdiendo su concentración, permitiendo a Atavaka contra-atacar, lanzando una poderosa rafaja de cosmos.

Pero, Shaka, ya se habia previsto el golpe, logrando evitar el ataque por muy poco, pero Aka, logro anticipar el siguiente movimiento de Shaka, dando un tajo hacia donde se movería. Este golpe logro acertar directamente en el cuerpo de Shaka, pero su armadura lo protegio, evitando que se dañara su cuerpo.

-QUITATE AKA!!- Grito Atavaka, quien habia reunido una gran cantidad de energía en las palmas de su mano.

Aka, en vez de obedecer hizo un rapido movimiento, colocandose a espaldas de Shaka y sosteniendolo, soltando sus armas para poder usar toda su fuerza para detener a Shaka.

-DISPARE MI MAESTRO!- Grito Aka.

Atavaka, quien se sonrio a si mismo, preparo el ataque, extendiendo los brazos, preparandose a disparar ese ataque.

-Sabia que encontre un tesoro cuando te rescate de la muerte- dijo, para luego disparar.

La bola de energia cruzo la escasa distancia entre Atavaka y Shaka, impactando directamente en su pecho, pero Aka, tambien salio brutalmente lastimado, y su yelmo salio volando, dejando ver que en realidad era una hermosa mujer rubia con ojos azules. Shaka, quien recibio el golpe de lleno tardo mucho en reponerse, pero Aka, rápidamente se puso de pie.

-RAPIDO!!- Grito Atavaka, mientras tanto el como Aka extendian los brazos en direccion a Shaka, usando el cosmos de ambos para embolverlo en una esfera de energia.

Shaka, rapidamente se puso en posicion de loto, cerrando los ojos, para poder incrementar su cosmos.

-AKA!! debemos contener el cosmos de Shaka, no podemos ceder ni un milimetro, o se liberara!!-

Aka, ahora poso sus ojos sobre Shaka, dispuesta a hacer lo imposible por detener al Atheniense, a la par que incendiaba todo su sublime cosmos.

-Sabia que eras algo especial el dia que te encontre... sabia que gracias a ti lograría mis ambiciones jeje- Dijo con tono soberbio Atavaka.

Solo es cuestion de tiempo, antes que Atavaka y Aka logren contener el cosmos de Shaka. 

Mientras tanto, en el aire, sobre la planice donde se libraba el combate, a 200... 180... 160... 140... y descendiendo.

Atlas, el avion que habia tomado "prestado" planeaba estrellarlo directamente sobre Atavaka y Aka, ahora no cometia ningun error, no habia perdido tiempo, sabia de toda la guerra, muerte y caos que esta batalla depende.

-Shaka... espero no mueras-

Dijo Atlas, justo a 10 segundos antes de estrellarse, justo sobre el epicentro de aquel combate de cosmos

Aka y Atavaka, al escuchar el sonido del avion callendo, solo alcanzaron a voltear los ojos hacia arriba, fuerte fue su sorpresa al ver el avion a escasos 100 metros sobre su cabeza.



-Mierda- Alcanzo a decir Atavaka, para luego liberar a Shaka de su encierro, creando una esfera de energia a su alrededor, dejando desprotegida a Aka.

LA explosion causada, creo un enorme mar de fuego, dejando pedazos de Avion por todos lados. y una enorme bola de fuego se elevo en el aire.


Al poco tiempo, Shaka aparecio entre el fuego, con un cuerpo a sus hombros, rodeado de una esfera de energia, era su poderoso Khan, que lo logro activar en el momento justo, saldose no solo asi, si no tambien al... loco de Atlas, quien habia estrellado el avion contra el lugar de la pelea.

-Atlas, porque tanto empeño para detener esta pelea- Pregunto Shaka a si mismo, mientras que con su cosmos, creaba una corriente de aire, que apagaba parte del fuego, dejando al Coroniense en el suelo.

Pocos segundos despues, aparecio desde el humo, Atavaka, totalmente ileso, al igual que Shaka, habia creado una esfera de energia que lo protegio.

-Veo que el "llamas locas" te ha salvado- Dijo Atavaka - Pero de nada sirve ya... me quedare con tu cosmos-

Ambos incendieron sus cosmos de una forma sobre natural, ambos, incendiando sus cosmos al nivel de un Dios, uno siendo el hombre mas cercano a Dios y el otro el hombre mas cercano al señor del inframundo.


-No lo conseguiras Atavaka, ya fracasaste- Dijo Shaka, que como siempre mantenia los ojos cerrados, manteniendo una calma que lo caracterizaba tanto
-Jeje Veo que no soy el unico al tanto de las... estupideces de este hombre- Dijo Atavaka mientras que con un gesto de la mano señalaba a Atlas
- Lo que el consiguió no es ninguna estupidez, consiguió mas que cualquiera de nosotros conseguirá en su vida-
- Parece que le tienes cierto aprecio a este Angel escarlatha, ¿Te recuerdo que el lucha en su contra?-
- El hecho que luche en nuestra contra no significa que no luche por la justicia, mejor prueba no puede existir, ha peleado incansablemente para corregir sus errores y consiguió un "milagro" -
- Jeje pensar que ese mocoso arruino mis planes... almenos me queda un consuelo-
- ¿Consuelo dices?- pregunto Shaka incredulo.
- Si, me llevare tu vida... AHORA AKA!!-
 
Aka salio de un monton de escombros dejados por el Avion, con su espada en mano, tomando por sorpresa a Shaka.

-Shire!!!- grito Aka. pero para sorpresa de todos, algo se interpuso en la trayectoria del golpe, o mas bien alguien.

-He tenido que aguantar tus golpes de espada los ultimos dias maldito Oni- Era Atlas, quien se habia interpuesto en la direccion del golpe, ahora, una vez mas, la espada de Aka le atravezaba el abdomen.

- al menos ya me acostumbre al dolor - Dijo Atlas, miestras escupia sangre.

Aka, en un movimiento de su espada, la saco del abdomen de Atlas.

-ATLAS!!- Grito Shaka.

Atlas callo inconsciente, no lo parecia, pero el choque del avion lo habia dejado muy mal herido.

-Es suficiente- dijo Atlas a la par que incendiaba su cosmos, oprimiendo el cosmos de Atavaka y de Aka, realmente los habia superado - Les enseñare la mayor sapiencia de los virgo -

El cosmos de Shaka se maximizo, poco a poco todo el lugar empezo a se cubierto por las sagradas imagenes de Buda.

- MALDITA SEA!!- Grito Atavaka, a la par que lanzaba una bola de energia contra Shaka.
-El tesoro del cielo es la verdad del universo, es el sagrado arte que tiene ataque y defensa en uno-
-Ataque y defensa en uno - Dijo Aka - No me hagas reir, toma esto!!! - Grito Aka mientras se lanzaba corriendo contra Shaka.

Shaka, calmado como siempre, mientras Aka se dirigia en su contra atavesando un camino que cada vez se hacia mas largo.

-Saben ustedes 2 me recuerdan a un grupo de demonios, quienes vagaban por el infierno tratando de salir de el, aun sin darse cuenta que no tienen salvación, yo les quitare lo ultimo que les queda de fuerza - Dijo Shaka, para luego potenciar su cosmos hasta el mas alto de los niveles, abriendo los ojos.


-AKA!! alejate!! no eres rival para Shaka!!-
- Deberias obedecer a tu maestro, pequeña Camila-
Aka hizo caso omiso, y sigio corriendo en contra de Shaka, pero la figura de Shaka parecia cada vez mas y mas grande.
- Que asi sea, les quitare el primero de los sentidos.... DESTRUCCION DEL PRIMER SENTIDO!!!!-


 Tanto Atavaka como Aka fueron golpeados por la poderosa técnica de Shaka. Salieron volando por los aires, para luego caer al suelo con sus armaduras destruidas.

- Notaran que ya no pueden sentir nada, ni el calor del sol, ni el aire soplar, nisiquiera el suelo... les he destruido su primer sentido, el tacto-

- Hemos caido en la tecnica de Shaka, nos sera imposible derrotarlo-
- Que podemos hacer maestro, al parecer este idiota no se dejara vencer- Pregunto Aka

- Veo que no tienes modales con la boca pequeña, ya se que les quitare a continuación... DESTRUCCIÓN DEL SEGUNDO SENTIDO!!!-

Atavaka y Aka fueron golpeados de nuevo por la tecnica de Shaka, saliendo de su boca un rayo de luz. Al poco tiempo, sus bocas les empezaron a ormiguuear y les era imposible articular palabra alguna.

- Les he quitado el sentido del gusto, y como consecuencia no puedes hablar - (OFF: no tiene que ver nada el uno con el otro, pero eso dijo Shaka en el anime xD)

Shaka observo a los 2 seres que ya hacían frente a el, sin poderse mover o hablar y por un segundo sintio lastima por ellos. Pero luego observo a Atlas, quien estaba en un charco de su propia sangre.

-Atlas!!!- Corrio Shaka a ayudar a Atlas, pero este estaba inconsiente por la perdida de sangre.

-Veo que el mocoso al fin ha muerto- DIjo Atavaka, hablando directamente a la mente de Shaka.

- y veo que tu no has entendido, planeaba dejarte vivir, a ti y a tu subordinado, pero me he decidido... les destruire todos sus sentidos de GOLPE!!!

-EL TESORO DEL CIELO!! -

Shaka lanzo el golpe final, acabanod con los sentidos restantes de sus oponentes, el oido, la vista y la olfacion.

- Se que eso no sera suficiente para acabar contigo Atavaka, haci que preparate, te arrebatare el 8 sentido...-

Atavaka, que al igual que Shaka son llamados los hombres mas cercanos a Dios por lograr despertar sus octavo sentido. Shaka maximiso su cosmos, dando el golpe final contra el espectro.

Tanto Atavaka como Aka ahora solo eran un grupo de cadaveres, que pronto el tiempo olvidara.

___________
En grecia, en el santuario de la Corona.

-Atlas... Atlas... Atlas- Decia Milo, pero Atlas no respondia, Milo trajo una cubeta de agua fria y se la dejo caer encima al coroniense, este se levanto de golpe.

- Carajo MILO!! que te pasa!! trataba de descasnar-

- Contéstame algo... como es que antes de partir a tu mission, tu ya tenias el material del mazo del Oni rojo

Atlas se quedo pensativo, trataba de recordar, pero solo recordaba el combate al borde del fin del mundo.

- No te se contestar- Dijo Atlas mientras se ponia de pie - Fue un largo viaje... demasiado largo...-

- tan largo fue?? pero en avion son pocas horas- dijo Milo con tono gracioso.

- Suppongo que estoy dramatizando de mas... Aproposito... y Shaka?-

- Despues de acabar con Atavaka, te trajo aqui, dijo que sin tu ayuda, jamas lo abria conseguido-

Atlas abandono el templo de reparación de la Corona, con sus heridas vendadas, con todo su cuerpo herido, aun estaba dispuesto a pelear, pero sentia que algo le faltaba, que durante este viaje, algo le fue arrebatado.

- Atlas, ¿a donde iras?- le pregunto Milo a Atlas.

- yo... quiero un trago-


avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Dom Jun 14, 2015 7:25 pm

Reparando Armadura de la Corona de la Quilla 0/4

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Jue Jun 18, 2015 10:40 pm

Armadura de la Corona de la Quilla Reparada 4/4

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Sáb Ago 01, 2015 11:25 pm

Reparame, daño 5.
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Sáb Ago 01, 2015 11:56 pm

-Ya tardabas en acudir a mi Atlas.

Lo miro venir desde el fondo de la habitación. Tecleo unas palabras rápidamente en el portatil que me hacía compañia antes de que llegue hasta mi.

-Veo que tu armadura esta hecha pedazos. Eso es un problema que como bien sabes, requiere de algo especial para su solución -Dirijo la pantalla del ordenador hacia él- Como sabrás hay más de un dios vinculado al Sol. Este de aqui es Shamash. Dios supremo babilonico. 

Entrelazo mis dedos y apoyo ambas manos sobre mis piernas cruzadas. Una sonrisa se dibuja en mi cara. La misión iba a ser complicada para la vida del santo de la corona. 
La armadura que portaba se desprende para posarse a mi lado. Un Atlas desprotegido miraba con atención el mapa de un templo en plena babilonia reflejado en la pantalla.

-Necesito que demuestres quien es el más poderoso de los dioses solares compañero. O al menos el que tiene mejores tropas. Ve allí y traeme la llama sagrada de su templo, un pedazo de su Sol. Con ella bañare tu armadura en un calor que ni Abel puede soportar. Te prometo que saldrá impecable.

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Atlas Knight el Dom Ago 16, 2015 12:48 am

por motivos de estudio, Mujeres y alcohol, cambio mi reparacion a Directo. Gracias, besos.
avatar
Atlas Knight
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 8430
Fecha de inscripción : 07/06/2013
Edad : 24
Localización : Torreon Coahuila Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Dom Ago 16, 2015 2:44 pm

Reparando Armadura de la Corona de la Quilla 0/4

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Tom Pepo el Jue Ago 20, 2015 9:45 pm

Armadura de la Corona de la Quilla Reparada

_________________
avatar
Tom Pepo
Gran Maestro
Gran Maestro

Mensajes : 10900
Fecha de inscripción : 01/10/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Fanysweet el Mar Ago 25, 2015 6:14 am

Deseó reparar mi armadura non tengo ni idea de cual es mi conteo de pérdidas y esta vez será de modo directo
avatar
Fanysweet
Gran Usuario
Gran Usuario

Mensajes : 775
Fecha de inscripción : 19/03/2015
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: REPARACIÓN DE ARMADURAS - FRAGUA DE LA CORONA SOLAR

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.